Parque afectado por las Zonas de Bajas Emisiones.

El parque automovilístico de la Comunidad de Madrid cuenta con 4,1 millones de vehículos. De ellos, cerca de 1,2 millones no tienen etiqueta y el 84% de ellos está en municipios afectados por las Zonas de Bajas Emisiones. Por tanto, según los datos que recoge el Observatorio de la Posventa de Faconauto, esos coches tendrán restringida la circulación por las ZBE.


Ese 84% de los vehículos sin etiqueta se encuentran en una de las 23 ciudades con más de 50.000 habitantes que tiene la Comunidad. El otro 16% está en municipios por debajo de esa población, con lo que no tendrán obligación de restringir la circulación a esos coches.

Las 23 ciudades son: Alcalá de Henares; Alcobendas; Alcorcón; Aranjuez; Arganda del Rey; Boadilla del Monte; Collado Villalba; Colmenar Viejo; Coslada; Fuenlabrada; Getafe; Leganés; Madrid capital; Majadahonda; Móstoles; Parla; Pinto; Pozuelo de Alarcón; Rivas-Vaciamadrid; Las Rozas; San Sebastián de los Reyes; Torrejón de Ardoz y Valdemoro.

En el caso de Madrid capital, recordemos que se trata de un proceso transitorio entre 2023 y 2025. Los últimos que se verán afectados serán los coches empadronados en Madrid capital, que son los que cuentan con ese periodo de dos años. El resto de conductores tendrá que buscar una alternativa para acceder al espacio urbano madrileño desde el próximo 1 de enero si no tienen etiqueta.

La Comunidad de Madrid se convertirá así en epicentro del cambio hacia ciudades de bajas emisiones. En la comunidad se encuentran un 14% de los vehículos en España y también alberga el 14% de los habitantes respecto al conjunto del país.

El coche del pueblo

Todos estos datos proceden de un estudio de MSI para Solera, que recoge el Observatorio de la Posventa de Faconauto. Con respecto al efecto que van a tener sobre los talleres las ZBE, José Luis Gata, Business Development Manager de Solera España, ha explicado:

“El inminente coche del pueblo será más que nunca del pueblo porque solo podrá circular por pequeñas localidades. Avanzamos hacia una polarización del parque, más sostenible en los centros urbanos y de combustión en áreas rurales y pequeños núcleos urbanos.

Y esto afectará a los talleres independientes de las ciudades, que nutren su negocio en buena parte de estos vehículos más viejos; se verán obligados a ir donde estén sus clientes; o a pasar a una red que les facilite el acceso a coches más jóvenes; o a reciclarse como negocios de movilidad, incluyendo bicis, patinetes o motos eléctricas”.

La asociación del renta-a-car pide inversión en infraestructura.

Coches de ocasión para Zonas de Bajas Emisiones

Otro de los efectos, del que ya hemos hablado, es la creciente búsqueda de coches eléctricos de segunda mano. De hecho, recogíamos las declaraciones de GANVAM en agosto sobre este tema:

“La escalada del precio de los carburantes y la próxima entrada en vigor antes de que acabe el año de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en los municipios españoles de más de 50.000 habitantes está haciendo que cada vez más conductores se interesen por el coche eléctrico de segunda mano”.

El mercado de ocasión ha vivido, en los seis primeros meses de 2022, un crecimiento del 44%, comparando con el mismo periodo de 2021.

La demanda de coches eléctricos de ocasión también se ha duplicado en el primer semestre. Sólo en junio pasado, la demanda de estos coches se triplicó con respecto a junio de 2021.

Sin embargo, también la oferta de eléctricos de ocasión se ha visto alterada. Y tanto por causa de las ZBE, como por los retrasos en la fabricación y entrega de coches.

También te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí