coche eléctrico

Decidir pasarse a la movilidad eléctrica implica una notable reducción del consumo de energía para desplazarnos. Desde contratar un suministro eléctrico por parte de una compañía que apueste por el coche eléctrico hasta revisar la presión de nuestros neumáticos son acciones que nos ayudarán a potenciar el ahorro de energía. 

Elegir bien nuestra tarifa eléctrica

En primer lugar, una de las mejores opciones para el ahorro de energía con nuestro coche eléctrico es contratar una compañía de suministro de electricidad que tenga tarifas diseñadas para usuarios de movilidad eléctrica. Es el caso de GanaEnergía, con diversas tarifas que contemplan el ahorro para los que tengan un vehículo eléctrico en su plaza de garaje.

Las ventajas de la nueva factura de la luz

Además, en este aspecto, hay que tener en cuenta que la nueva factura de la luz, que entrará en vigor el próximo 1 de junio y traerá novedades interesantes para el mundo de la movilidad eléctrica.

Fundamentalmente, el principal cambio será que se pagará más o menos por la electricidad dependiendo de a qué horas utilicemos los equipos eléctricos que tenemos en casa, algo ventajoso para los usuarios de vehículo eléctrico.

Advertisement

En cuanto a la potencia contratada en el hogar, los cambios en la factura de la luz permitirán que se puedan contratar distintas potencias para aplicar a distintas horas del día. Por defecto, se mantendrán las que utilizamos normalmente, pero si por ejemplo tenemos un coche eléctrico podremos pedir una ampliación de potencia para determinadas horas del día, entre las 00:00h. y las 08.00h, en las que la electricidad cuesta menos. Este último cambio es muy interesante para los usuarios de coches eléctricos. Por ejemplo, si instalamos un cargador con posibilidad de potencia de carga de 7,2 kW y queremos que nuestro vehículo cargue más rápido, podremos optar por contratar esa potencia a nuestra comercializadora, y disminuirla a partir de las  08,00h a la potencia que creamos más conveniente en función de nuestras necesidades.

Presión de los neumáticos

Es importante para la seguridad y para el funcionamiento eficiente del coche mantener una adecuada presión en los neumáticos, ya que si esta es baja, notaremos como la autonomía del vehículo desciende a una velocidad más rápida.

Estilo de conducción

Es importante saber que, adaptando el estilo de conducción y la manera de usar nuestro VE a las características propias de la propulsión eléctrica, podemos ganar hasta un 35% de autonomía. También debemos evitar frenar y acelerar demasiado anticipándose a las circunstancias del tráfico.

Climatizar el vehículo antes de salir de casa

Una de las grandes ventajas de las que podemos beneficiarnos en casi todos los modelos eléctricos es la posibilidad de programar la calefacción o el aire acondicionado antes de salir de casa, mientras el vehículo está cargando. De esta manera, no tiramos del sistema de climatización mientras el vehículo está en marcha y disponemos de una temperatura óptima.

Te puede interesar

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here