BMW X5 xDrive45e iPerformance
Nuevo BMW X5 xDrive45e iPerformance híbrido enchufable

La segunda generación del BMW X5 híbrido enchufable, el BMW X5 xDrive45e iPerformance, llegará en 2019 con un motor de gasolina de 6 cilindros y la última tecnología BMW eDrive, que aumenta la potencia hasta 290kW/394 CV, con una autonomía bajo propulsión eléctrica de hasta 80 kilómetros, en ciclo WLTP, y unas emisiones de CO2 inferiores a 50 g/km*.

Han pasado ya unos años desde que BMW presentó su primer híbrido enchufable, precisamente el BMW X5. Ahora acaban de anunciar que el año próximo llegará la segunda generación del vehículo, BMW X5 xDrive45e iPerformance.

Este nuevo modelo dispone de un motor específico para este modelo. Combina las últimas tecnologías BMW TwinPower Turbo y BMW eDrive de la marca. El resultado es un sistema de propulsión híbrido enchufable con un aumento de potencia hasta 290 kW/394 CV, la mejora en términos de autonomía bajo propulsión eléctrica y una reducción en el consumo de combustible y niveles de CO2, en comparación con el modelo predecesor.

Con el nuevo sistema de propulsión, el vehículo llega de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, más de un segundo menos que el modelo predecesor. La velocidad máxima con energía eléctrica aumenta de 120 a 140 km/h y la autonomía en estas condiciones es ahora de aproximadamente 80 kilómetros*, casi tres veces más que su predecesor. El consumo combinado de combustible del nuevo BMW X5 xDrive45e iPerformance desciende a 2,1 litros por 100 kilómetros*, mientras que la cifra de emisiones de CO2 es ahora de 49 gramos por kilómetro*.

La tecnología de propulsión comprende un motor de 6 cilindros en línea de 3.0 litros y 210 kW/286 CV de la actual familia BMW EfficientDynamics y la última generación de tecnología BMW eDrive. Una potencia del sistema eléctrico de 82 kW/112 CV, una batería de iones de litio con capacidad de almacenamiento extendida y una electrónica de propulsión desarrollada para la gestión inteligente de la energía, han mejorado el rendimiento del sistema híbrido enchufable, así como el nivel de eficiencia.

En conjunto, las dos unidades motrices generan una potencia de 290 kW/394 CV y un par máximo de 600 Nm. El motor de combustión y el eléctrico entregan la potencia a una caja de cambios Steptronic de 8 velocidades de la última generación y al sistema inteligente de tracción total BMW xDrive. De esta forma, el par motor se transfiere a las cuatro ruedas cuando se conduce con energía eléctrica, cuando se usa el motor de combustión o cuando se emplean ambas unidades motrices, lo que favorece la conducción en y fuera del asfalto. Alcanza una velocidad máxima de 235 km/h. El volumen del depósito de combustible es 69 litros.

BMW X5 xDrive45e iPerformance interior
BMW X5 xDrive45e iPerformance interior

Otras características del BMW X5 xDrive45e iPerformance

Puesto que la batería está ubicada en la parte inferior de la carrocería del vehículo, el centro de gravedad es más bajo que en las variantes de modelos SAV (Sports Activity Vehicle ) con propulsión convencional. El volumen de su maletero tiene unos 150 litros menos de capacidad que esas versiones. Cuando se usan todos los asientos, su capacidad es de 500 litros; con los respaldos traseros abatidos, es de 1.716 litros.

El nuevo BMW X5 xDrive45e iPerformance está equipado, de serie, con suspensión neumática en los dos ejes y amortiguadores controlados electrónicamente. Los sistemas de suspensión opcionales disponibles para este modelo híbrido enchufable incluyen la dirección activa integral. Además de funciones en el área de conectividad inteligente, también ofrece nuevos servicios digitales orientados específicamente hacia la electromovilidad. Igualmente tiene disponibles todos los sistemas de asistencia al conductor desarrollados para los Sports Activity Vehicle, así como diferentes opciones para el interior.

*Datos provisionales emitidos por el propio fabricante.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here