bmw
Advertisement

BMW AG ha comenzado a producir sistemas de pila de combustible para su vehículo utilitario deportivo iX5 impulsado por hidrógeno, avanzando en esta tecnología frente a sus rivales alemanes, que por el momento creen que no será viable en automóviles de pasajeros.

Según recoge Bloomberg, el director ejecutivo, Oliver Zipse, señaló en un evento de inauguración de una instalación de producción en Munich: “El hidrógeno será más relevante en la movilidad individual debido a sus ventajas. Los coches impulsados por hidrógeno son la tecnología ideal para complementar los vehículos eléctricos de batería pura”.

BMW cree en el hidrógeno

BMW es el último fabricante de vehículos de lujo alemán que continúa trabajando sobre la transmisión de hidrógeno. Mercedes detuvo la producción de su SUV de pila de combustible GLC para concentrarse en los vehículos 100% eléctricos y Audi desechó los planes de hidrógeno por la misma razón.

Zipse señaló que las pilas de combustible de hidrógeno pueden proporcionar una opción sostenible para un segmento significativo de consumidores, del 20 al 30%, que no estarán lo suficientemente bien atendidos por la infraestructura de carga de vehículos eléctricos. En concreto, se refirió a los conductores que realizan largos viajes a través de zonas rurales.

Además, apuntó que las pilas de combustible de hidrógeno ayudarán a reducir la dependencia de materias primas como el litio y el cobalto, ya que el sistema con hidrógeno utiliza principalmente aluminio, acero y platino, metales que se reciclan fácilmente. Del mismo modo, la batería de respaldo para un sistema de hidrógeno es cerca de una décima parte del tamaño de las utilizadas en vehículos eléctricos con una autonomía comparable.

Los planes de la firma alemana

BMW quiere producir al menos 100 vehículos de hidrógeno iX5 para finales de este año y someterlos a pruebas. Además, segun informa Bloomberg, considera seriamente la posibilidad de producir vehículos de pila de combustible en masa durante esta década. Para ello, Toyota proporcionará las pilas de combustible, mientras que BMW producira algunos componentes como compresores en sus instalaciones en Baviera.

BMW comenzará a entregar vehículos de hidrógeno iX5 a socios seleccionados en Europa, Estados Unidos y Asia a partir de finales de este año, dijo la compañía. El objetivo de la prueba de campo, que durará hasta dos años, es obtener información sobre el uso diario de los automóviles.

Te puede interesar

-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí