Simulador del Driving Simulation Center de BMW
Simulador del Driving Simulation Center de BMW en Munich

El nuevo Centro de Simulación de Conducción de BMW Group (Driving Simulation Center) se ha comenzado a construir en el distrito de Milbertshofen (Munich, Alemania) a mediados de agosto y tiene prevista su finalización en 2020. La inversión ronda los 100 millones de euros y sus instalaciones tendrán un centro avanzado de simulación de situaciones de conducción en el mundo real.

Las instalaciones están diseñadas para pruebas virtuales de sistemas avanzados de asistencia a la conducción, así como conceptos de visualización y control, lo que favorecerá la experiencia de BMW en el campo de la conducción autónoma. El simulador, de alta fidelidad, representará simultáneamente los movimientos longitudinales, transversales y rotacionales de un vehículo, lo que añadirá un gran realismo. Así, los ingenieros de la marca alemana podrán realizar estudios como si estuvieran en situaciones de tráfico real. Y además, por primera vez, las situaciones de conducción urbana también se podrán ver de forma  realista, situaciones que representan un desafío particular en el contexto de la conducción autónoma.

La conducción automatizada es una de las áreas tecnológicas que BMW Group ha designado como de importancia central en su estrategia corporativa.

Centro de Simulación de Conducción de BMW
Centro de Simulación de Conducción de BMW

Grandes expectativas para el Centro de Simulación de Conducción

El Driving Simulation Center, según la compañía, cumplirá con las exigencias derivadas de los complejos sistemas de conducción automática. En el futuro, permitirá que se reproduzcan mayor cantidad de situaciones diferentes de conducción y en forma más detallada. Los aspectos individuales de un escenario en particular se podrán variar y combinar libremente. Los nuevos sistemas de visualización y control también se ejecutarán en una amplia variedad de situaciones, con el fin de analizar el riesgo de distracción, por parte del conductor, o qué efecto podrán tener señales visibles, audibles o táctiles.

Para establecer tanto la funcionalidad de los nuevos sistemas como su usabilidad, las unidades de prueba virtuales en el nuevo Centro de Simulación de Conducción serán utilizadas no sólo por los ingenieros de desarrollo y controladores de prueba profesionales, sino también por clientes, de forma regular. El análisis de su comportamiento de conducción en el simulador y su propia evaluación posterior proporcionarán datos importantes para el proceso de desarrollo. Esto significa que, mucho antes de que se haya realizado la primera milla de conducción real, el nuevo Driving Simulation Center podrá indicar cómo va a resistir un nuevo sistema las situaciones reales de un vehículo en carretera.

La construcción del nuevo Centro de Simulación de Conducción forma parte del plan maestro FIZ Future, que requiere que las instalaciones de desarrollo central del grupo tengan un crecimiento del 50% en varias etapas hasta el 2050.

El centro tendrá una superficie de 11.400 metros cuadrados y la instalación comprenderá 14 simuladores, así como laboratorios con 157 personas. Y si comentábamos que BMW había puesto en marcha un nuevo Campus de conducción autónoma cerca de Munich, el Centro de Simulación será un complemento perfecto.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here