Biodiésel de “madera” reduce las emisiones contaminantes

0
360

La empresa finlandesa UPM ha desarrollado un biocombustible diésel a partir de residuos forestales que permite una mezcla perfecta con diésel fósil y reduce significativamente las emisiones contaminantes. Actualmente está finalizando la construcción de una refinería que producirá 120 millones de litros de combustible al año.

El desarrollo de este biocombustible denominado UPM BioVerno ha tenido su culminación en las exigentes pruebas que la firma finlandesa ha llevado a cabo, y que han significado un éxito rotundo ya que el biodiésel funciona tan bien como cualquier otro diésel regular. Las pruebas se centraron en términos de funcionalidad de combustible en el motor y en su consumo, y se hicieron mediante un mezcla de éste a razón de un 20% con un 80% de diésel fósil. Según Petri Kukkonen, Vicepresidente de UPM Biocombustibles, la similitud de funcionamiento es debida a que la estructura química de esta segunda generación de biocombustibles es la misma que en el diésel fósil.

otrasbiodieselint

Pruebas

Las pruebas se basaron en la conducción de 4 unidades de los nuevos Volkswagen Golf 1.6 TDI por parte de cuatro experimentados pilotos del Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia, que los testaron durante 20.000 km cada uno. Esta distancia fue elegida en función de la media de kilómetros recorridos por los usuarios finlandeses que es de unos 17.000 km anuales. El UPM BioVerno se estudió en diversas condiciones climatológicas y diversos tipos de conducción urbana y de carretera comparándolas con las situaciones habituales. En todas estas circunstancias el biodiésel de “madera” ha trabajado de manera excelente. Desde ahora y hasta la finalización de la construcción de la planta de tratamiento, se seguirán realizando pruebas en autobuses urbanos de la ciudad de Helsinki.

Fabricación

El UPM BioVerno, es un biocombustible derivado de residuos forestales no alimentarios que reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el tráfico en comparación con los combustibles fósiles. La construcción de la planta de refino que comenzó en 2012 está llegando a su fin y se espera una producción de 100.000 toneladas que equivale a 120 millones de litros de diesel renovable al año.