greencharge

Las ciudades de Barcelona, Bremen y Oslo participan en el proyecto europeo GreenCharge para desarrollar nuevas tecnologías que incorporen la inteligencia artificial y aumentar entre un 10 % y un 30 % los usuarios de la movilidad eléctrica en 3 años.

El proyecto GreenCharge pretende desarrollar herramientas y servicios que “permitan mejorar la experiencia de los usuarios del vehículo eléctrico, minimizar el impacto en la red eléctrica de distribución y fomentar la penetración de fuentes de energía renovable”, ha asegurado en un comunicado el Centro Tecnológico de Cataluña (EURECAT), que participa en el proyecto GreenCharge.

La agencia tecnológica trabajará en algoritmos de gestión inteligente de la demanda eléctrica y estudiará diferentes estrategias de carga y descarga de las baterías para maximizar su vida útil y otorgarles más autonomía.

Objetivos del proyecto GreenCharge

La finalidad de GreenCharge es contribuir a la reducción de las emisiones de CO2 en un 40 por ciento y hacer posible un aumento del 70 por ciento del uso de energías renovables locales, además de contribuir a una reducción del 50 por ciento del coste de recarga y también de los vehículos gracias a la incorporación de servicios de coche compartido.

El director de la Unidad de Gestión de Sistemas Inteligentes de Eurecat, Gabriel Anzaldi, ha afirmado que el objetivo es “aprovechar las diferencias introducidas por el vehículo eléctrico para plantear un cambio de paradigma global más sostenible energéticamente”.

Con este fin, ha tenido lugar el primer taller del proyecto GreenCharge en Barcelona, que se centrará en la compartición de vehículos ligeros y en un sistema de reserva de puntos de recarga gestionado de forma inteligente, en colaboración con empresas como MOTIT, que gestiona un servicio de ‘sharing’ de motos en Barcelona, o Enchufing, que instala infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos.

La app de movilidad de Barcelona

Además, el pasado 31 de enero, el Ayuntamiento de Barcelona estrenó la app Smou sobre la movilidad de la ciudad, que une los diferentes servicios de movilidad y nace con la voluntad de mejorar la experiencia de los usuarios, con un uso “más intuitivo, cómodo y ágil” y facilitando su acceso, según informó el consistorio en un comunicado este domingo.

Los usuarios dispondrán de información en torno a la movilidad de manera centralizada y de un acceso directo a los principales servicios municipales de movilidad como el Area, los aparcamientos o la red pública de recarga eléctrica, además de información de servicios de movilidad complementarios.

Uno de los principales servicios que ofrece Smou es el de poder pagar el estacionamiento regulado en superficie a través del móvil mediante la ‘apparkB’, que hasta ahora disponía de una aplicación específica, pero que evoluciona y se integra a la nueva app. Así, a partir del jueves quien quiera obtener un ticket de estacionamiento del área verde o azul a través del móvil podrá hacerlo a través de Smou.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here