Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro (VÍDEO)

0
544

La versión híbrida enchufable de Audi Q7 es el primero del mercado con motor diesel y tracción total y el segundo del fabricante alemán tras la salida al mercado del A3 Sportback e-tron, cuyo motor de combustión es de gasolina.

Características

El Audi Q7 e-tron quattro  combina un motor diésel V6 de 3 litros (3.0 TDI)  con tracción a las cuatro ruedas y una potencia de 258 CV (190 kW) y 60 Nm con otro eléctrico, integrado en el cambio triptronic de 8 velocidades,  de 94 kW (126 CV) y 350 Nm. La potencia total  del sistema es de 373 CV y alcanza un par máximo de 700 Nm. Logra acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h. El consumo medio homologado en el ciclo europeo NEDC es de 1,7 l/100km.

La batería de iones de litio del Audi Q7 e-tron quattro tiene una capacidad de 17,3 kWh. Está formada por 168 células y cuenta con refrigeración líquida. Permite una autonomía en modo eléctrico de 56 kilómetros. Contando con el motor TDI la autonomía total, según Audi, es de 1.410 km.

Un equipamiento al más alto nivel y un sistema de manejo y control que incluye las últimas tecnologías en la instrumentación y comunicaciones completan un vehículo que se sitúa entre los más lujosos del fabricante alemán.

Sistema híbrido enchufable

El sistema híbrido paralelo del Q7 utiliza un embrague de acoplamiento para el motor eléctrico. La tracción permanente quattro transmite la potencia a las cuatro ruedas. En curvas rápidas su diferencial central trabaja en colaboración con el sistema de reparto selectivo de par, que funciona mediante un software inteligente especial. El conductor puede elegir entre cuatro modos de funcionamiento. En el modo EV se prioriza la propulsión eléctrica, mientras que en el modo híbrido el sistema decide de forma automática el sistema de propulsión más conveniente. El conductor también puede elegir un modo en el que la energía eléctrica almacenada en la batería se reserva para futuras situaciones de conducción (Batthery hold), y otro para suministrar carga a la batería mientras se circula con el vehículo (battery charge). El inicio de la marcha se realiza en modo eléctrico. Para que entre en marcha el motor diésel se debe pisar el acelerador hasta vencer un cierto nivel de resistencia. El modo “boost“, para máxima aceleración, también se activa al vencer un determinado punto de presión en el pedal del acelerador; en este caso, tanto el motor eléctrico como el motor TDI trabajan de forma conjunta.

Con el modo híbrido está activo y el cambio tiptronic en la posición “D”, si el conductor levanta el pie del acelerador se activa la conducción “a vela” un modo de marcha libre o por inercia, desactivándose el motor TDI y el motor eléctrico.

Audi-Q7-e-tron-quattro Audi-Q7-e-tron-quattro

Con el cambio la posición “S” y en el modo de carga de la batería, al levantar el pie del acelerador entra en funcionamiento el sistema de recuperación de energía. Desde las levas del volante se puede variar el grado de recuperación. La reducción de velocidad inicial se consigue a través del motor eléctrico y en caso de una deceleración fuerte entra en funcionamiento el sistema convencional de frenos hidráulico.

El sistema MMI navigation plus, de serie, está relacionado de forma muy estrecha con el sistema de gestión híbrido. Sobre la base de los datos de navegación e información del tráfico en tiempo real, el sistema calcula la opción más eficiente entre las cuatro modalidades posibles para una ruta determinada, incluyendo largas distancias. El asistente predictivo de eficiencia permite diseñar una estrategia de funcionamiento del sistema híbrido anticipándose a la conducción.

El asistente predictivo capaz de suministrar información precisa del entorno, creando una imagen detallada de lo que sucede por delante en la ruta con un alcance de hasta 3 kilómetros, en base a los datos del sistema de navegación, de una cámara de video y del radar. Al aproximarse a una señal de tráfico con límite de velocidad, a señales que marcan la llegada a una ciudad, curvas, rotondas o intersecciones, el sistema emite señales visuales y emite una serie de pulsos en el pedal del acelerador para indicar al conductor que puede dejar de acelerar.

Climatización

El sistema de climatización utiliza una bomba de calor que ha sido diseñada especialmente para el Q7 e-tron. Este sistema hace posible que el calor residual de los distintos componentes de  accionamiento eléctrico del vehículo se pueda aprovechar para climatizar el habitáculo.

Recarga

La potencia máxima de recarga permitida es de 7,2 kW (230 V-32 A), en función de la instalación a la que se conecte. De esta forma el tiempo de recarga total de la batería sería aproximadamente de dos horas y media. Audi ofrece a los clientes una serie de paquetes opcionales y servicios e-tron, que van desde la posibilidad de utilizar energía eléctrica generada a partir de recursos renovables (Audi Energía) a la instalación y el servicio al cliente. Otra solución práctica incluida de serie en los servicios e-tron es Audi connect, que permite funciones como el control de la climatización o la recarga a través del teléfono móvil.

En Audi Q7 e-tron estará disponible en Alemania en primavera de 2016. No tenemos fechas de su comercialización en España.

 Fuente: Audi (Nota de prensa)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here