El consorcio automovilístico alemán Daimler tiene previsto adquirir celdas de baterías para vehículos eléctricos por un importe de más de 20.000 millones de euros, en línea con la estrategia de transformación eléctrica de su negocio de cara al futuro, según anunció el presidente de la compañía, Dieter Zetsche.

El directivo de la compañía indicó que la ofensiva eléctrica de la firma continúa en un momento de gran relevancia y resaltó que ahora han dado el siguiente paso después de invertir miles de millones de euros en el desarrollo de vehículos eléctricos y en la expansión de su red global de baterías.

El objetivo de la compañía es apoyar el lanzamiento de 130 variantes electrificadas de los modelos de Mercedes-Benz hasta 2022, aunque también incorporará estas versiones en furgonetas, autobuses y camiones.

“Con grandes pedidos de celdas de baterías hasta 2030, establecemos otro importante hito en la electrificación de nuestros futuros vehículos eléctricos de la marca tecnológica de producto y de tecnología EQ”, aseguró el responsable de Compras y Calidad de Suministro de Mercedes-Benz Cars, Wilko Stark.

La compañía recordó que invertirá 1.000 millones de euros en su red global de producción de baterías y señaló que las celdas las compra en el mercado mundial, lo que, en su opinión, asegura la mejor tecnología disponible y le permite centrar sus competencias en el ensamblaje de las baterías.

Así, Mercedes-Benz está inmersa en una fuerte ofensiva de producto, con el lanzamiento de 130 variantes electrificadas hasta 2022. Para 2025, las ventas de vehículos eléctricos pasarán a representar hasta un 25% de las entregas totales, en función de la demanda de los consumidores.

San José, ciudad piloto de Daimler y Bosch

Además, el mes pasado escribimos sobre el proyecto de conducción automatizada que Daimler y Bosch llevarán a cabo en San José (California). San José es la tercera ciudad de California. Ubicada en la costa sur de la bahía de San Francisco, en Silicon Valley, cuenta con más de un millón de habitantes. La población ha sido elegida por Daimler y Bosch para realizar los ensayos de conducción completamente automatizada. Ambas compañías han firmado un memorando de acuerdo con la ciudad para realizar allí las pruebas, en la segunda mitad de 2019.

Para estos ensayos se van a utilizar vehículos automatizados Clase S de Mercedes-Benz. Daimler y Bosch pretenden ofrecer este servicio a una comunidad seleccionada de usuarios del centro y oeste de San José. Puesto que la ciudad se enfrenta a un fuerte crecimiento en las próximas décadas, el transporte es todo un desafío. Además, la ciudad quiere prepararse para cuando la conducción autónoma sea una realidad.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here