Car-bus.net entrega microbuses eléctricos Wolta en Madrid
Car-bus.net ha etregado las primeras unidades, de las 18 adjudicadas, del microbús eléctrico Wolta a la EMT de Madrid

Wolta, el microbús eléctrico urbano, ya tiene sus primeras unidades en Madrid. Tras ganar el concurso de la EMT, le fueron adjudicadas 18 unidades a Cer-bus.net. Esta empresa se ha encargado de la fabricación de la carrocería en las instalaciones que tiene en Manresa (Barcelona).

Hemos citado en otras ocasiones a Car-bus.net, sobre todo cuando empezó a comercializar el Wolta, el microbús 100% eléctrico. De hecho, el Wolta ha sido el primer microbús 100% eléctrico que se ha diseñado y desarrollado en Europa.

Los microbuses que llegan a Madrid son vehículos de 6 metros de longitud, por 2,1 de ancho. Tienen capacidad para 34 pasajeros, 10 sentados y 24 de pie, con posibilidad de un PMR (Persona de Movilidad Reducida). Se accede él por una única puerta y está dotado de plataforma para facilitar el acceso y piso bajo.

Otras especificaciones del Wolta

La carrocería urbana auto-portante del Wolta ha sido realizada por la compañía, Car-bus.net. Mientras, la tracción 100% eléctrica ha sido desarrollada por la empresa de ingeniería Rampini, con componentes Siemens.

Usa tecnología de baterías de litio, que lleva incorporadas al techo del vehículo, para repartir mejor la carga. Su capacidad es de 100 kW, lo que permite desarrollar una potencia de 67 kW (91 CV). Añade un sistema de gestión a bordo que permite controlar y optimizar el uso de las baterías. También da la posibilidad de realizar una diagnosis en tiempo real de las mismas.

Los microbuses son 100% eléctricos
Los microbuses son 100% eléctricos y llevan baterías de litio, situadas en el techo

La velocidad máxima del Wolta es de 60 km/h, más que suficiente para el uso urbano al que está destinado. Para la EMT, es necesario recordar que las calles de Madrid Central se encuentran limitadas a 30 km/h.

Por lo que respecta a la autonomía del vehículo, es de 150 km, en ciclo urbano. Necesita un mínimo de dos horas para la recarga de su batería. Gracias a un eficiente software, la carga completa se realiza sólo en 3,5 horas.

Las características del Wolta, más allá de su propulsión eléctrica, hacen de él una buena solución para el transporte público. Ya no sólo es el caso de su longitud, y por tanto de su maniobrabilidad. La amplitud del interior, bien diseñada, y los cristales panorámicos hacen pensar que los usuarios se sentirán agradablemente cómodos en el Wolta.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here