El Opel Ampera-e llegará en mayo a Noruega desde Michigan

Karl-Thomas Neumann ha confirmado que el Opel Ampera-e llegará en mayo a Noruega, un mes antes de lo previsto inicialmente, y se venderá en toda su red de concesionarios. En 2018 Opel espera tener suficiente producción para servir a todos los mercados europeos.

Con un tweet en su cuenta personal, el CEO de Opel Karl-Thomas Neumann ha confirmado la llegada de las primeras unidades del Opel Ampera-e a Noruega. Lo ha hecho durante la celebración del Salón del Automóvil de Ginebra, cuando Opel ha sido protagonista no pos su modelos sino por su adquisición por parte del Grupo PSA y las especulaciones sobre el cambio de fechas de su primer modelo eléctrico.

Componentes mecánicos del Opel Ampera-e
Componentes mecánicos del Opel Ampera-e

Adelantando un mes las primeras entregas

Mayo supone adelantar un mes la fecha prevista en su día, que obligaba a los primeros afortunados propietarios seguir mordiéndose las uñas hasta junio. El Ampera-e ha tenido una demanda abrumadora en el país escandinavo, algo que no es de extrañar por los buenos comentarios que está suscitando su hermano gemelo americano, el Bolt, y por un mercado como el noruego que necesita un revulsivo cien por cien eléctrico ante la pujanza de los híbridos enchufables. El portavoz de Opel en Noruega Stein Pettersen declaró que la cifra de reservas se estaba acercando ‘a los cinco dígitos’.

Tweet de Karl-Thomas Neumann, CEO de Opel - El Opel Ampera-e llegará en mayo a Noruega
Tweet de Karl-Thomas Neumann, CEO de Opel – El Opel Ampera-e llegará en mayo a Noruega

Esta noticia despeja en parte los temores sobre que el Ampera-e pudiese sufrir algún tipo de retraso tras la compra por parte del grupo francés PSA y hace confiar en que el plan de distribución, que continua por Francia y Alemania, no sea retrasado.

Nuestro objetivo es tener capacidad suficiente de producción para cubrir los volúmenes de mercado de la mayoría de los países de Europa en 2018

El plan de distribución lo explica Peter Christian Küspert, vicepresidente de Ventas y Posventa de Opel.  La disponibilidad del Opel Ampera-e será limitada en Europa inicialmente ya que su fabricación, y la del Chevrolet Bolt, se realiza enteramente en la planta de Orion, en Michigan. El plan de introducción será escalonado y priorizará los países con un mercado del vehículo eléctrico más maduro y con una red de recarga ya instalada, además de claros propósitos por parte de sus gobernantes de apoyar la movilidad eléctrica: Noruega, Francia, Alemania, Holanda y Suiza. Sin embargo afirma  que el plan es flexible y que puede ser modificado en función de las intenciones que puedan mostrar otros países: “nuestro objetivo es tener capacidad suficiente de producción para cubrir los volúmenes de mercado de la mayoría de los países de Europa en 2018”.

Además el plan actual de distribución selecciona solo algunos concesionarios de la red para la venta de este modelo, excepto en Noruega, donde todos los concesionarios dispondrán de él: está claro que Opel confía en su éxito en este país.

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here