Cadillac ELR delantera
Cadillac ELR

El Cadillac ELR nació como la versión de ‘lujo’ del Volt y como tal pasará a la historia, porque el precio al que General Motors pretende venderlo lo situó desde el principio fuera del mercado.

Johan de Nysschen, presidente de Cadillac y vicepresidente de General Motors, ha confirmado a Automotive News que no habrá más generaciones del Cadillac ELR. La intención de General Motors era mantenerlo un par de años en el mercado pero es posible que ni siquiera llegue a alcanzarlos.

No desarrollarán nuevas versiones

David Caldwell portavoz confirmó definitivamente que no está planificada una segunda generación del ELR que pueda contar con las mejoras del Volt de 2016. El coche fue lanzado al mercado a finales de 2013 como una versión algo más lujosa del Volt, y con un sistema de propulsión similar al Voltec desarrollado por Chevrolet.

Cadillac ELR trasera
Cadillac ELR
El Cadillac ELR es heredero de la tecnología Voltec. Incorpora  dos motores eléctricos, uno con una potencia de 137 kW (184 CV), que es el encargado de mover las ruedas, y otro de 56 kW (75 CV) que actúa como generador. El extensor de autonomía es un  motor de gasolina de 1,4 litros y 86 CV (64 kW) similar al del Volt. Su batería de 16,5 kWh le permite moverse con electricidad durante aproximadamente 60 kilómetros. La recarga, como ya pudimos comprobar con el Volt, hay que realizarla en una toma convencional y se demora hasta 4 horas, al no tener cargador rápido.

76.000 dólares loo sitúan fuera de precio en su segmento

El problema principal que presenta este modelo es su alto precio. Los 76.000 dólares que hay que desembolsar por él lo alejan de su segmento y lo ponen a competir con modelos de muy alta gama e incluso con eléctricos como el Tesla Model S. El año pasado se entregaron tan solo 1.024 unidades lo que supuso un descenso del 22% respecto a las ventas de 2014. Nada que ver con las cifras del Chevrolet Volt, que ya notaba su caída en el mercado, pero del que se matricularon 15.000 unidades.

Aunque es un coche que no hemos visto aparecer por Europa en Estados Unidos podría haber sido una opción interesante dentro de la escasa oferta que hay con tecnología de autonomía extendida.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here