Los tres e-riders de la Xtreme Challege sobre sus respectivas Zero
Los tres e-riders de la Xtreme Challege sobre sus respectivas Zero

La aventura de la Xtreme Challenge demostró que, con un poco de organización, la autonomía de las motos no es un problema. Incluso dejó claro que la diversión ya es igual para quienes conducen una eléctrica que una tradicional. Era la primera vez que este evento introducía motos eléctricas.

Xtreme Challenge es una prueba de navegación organizada por la revista Motorbike Megazine y la App Gas Biker. Los participantes reciben un mapa que les indica la ruta a seguir con unos puntos de control obligatorios de paso. Por primera vez se incorporaban motos eléctricas con prueba de autonomía. Todo un reto. Y lo consiguieron. Tal y como indicaron, el orgullo quedó reflejado al final:

Tenían esa sonrisa de aquel que se sabe pionero, el orgullo de superar los retos que se le presentan pese a las críticas recibidas por algunos desde el día que se les empezó a pasar por la cabeza “electrizar” su vida, y por supuesto, esa mezcla de alegría y energía de saber que esto no es el final de un día singular, sino la primera de muchas otras jornadas de interminable curvas y carreteras sin fin”.

La aventura partía de Madrid, de Tres Cantos, temprano. El ambiente estaba animado por aficionados e interesados en la jornada y en las propias motos. La mayor parte de ellos, escépticos, incapaces de creer que con una eléctrica se pueda llegar a la autonomía prevista.

Y el primer hándicap apareció, a poco menos de 3 km de la salida, tras una equivocación en un cruce. Esto viene al caso porque los mismos participantes apuntaron tener en cuenta para otras Xtreme un 10% más de autonomía. Si la propuesta inicial era de 410 km, ellos hicieron 458 por pérdidas en cruces e intersecciones.

Prueba de autonomía superada
La prueba de autonomía se superó con creces, porque hicieron un 10% más de los kilómetros previstos

Las etapas de la Xtreme Challenge

La primera parte de la prueba, 100 km, discurrió entre la Sierra de Guadarrama y  la Sierra Norte de Madrid. Desde Tres Cantos a Robledillo de la Jara, donde hicieron la primera parada. Recargaron en el Ayuntamiento, teniendo las motos, aún, entre un 50 y un 65% de la carga.

La segunda parte llevó a los e-riders a Jadraque (Guadalajara). Después, la tercera parte, hacia la Sierra Norte, la de la Arquitectura Negra, hasta Cantalojas.

El último tramo (155 km) atravesaba la Sierra de Ayllón, volvía a la de Guadarrama y acababa en Tres Cantos.

Los participantes en la Xtreme Challenge

La primera de las motos eléctricas participantes fue la de Dani, una Zero SR 2015 con Power Tank.  Dani está considerado en el mundillo un experto en conseguir la máxima autonomía de su moto. Asimismo, uno de los usuarios con más kilómetros limpios hechos por Europa.

La segunda, la de Esteban, una Zero S 14.4. Este ha sido un gran desafío para él y su equipo XR Motos. Cuando acabó la aventura dijo: “Ahora sí que me he dado cuenta de todo lo que puedo hacer con mi moto…”.

La tercera, la del oscense Miguel Zarzuela, que llegó con su Zero S 2014 desde Huesca. Es conocido por su canal de YouTube, en el que lleva a gala su lema #descarbonizate. Habla de su Zero S 2014, de sus inventos y retos. También da recomendaciones para optimizar el uso de la moto.

No cierres esta noticia sin echar un vistazo a nuestra Guía de Coches Eléctricos

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here