Volkswagen ha fabricado y entregado su e-Golf número 100.000 en la Fábrica de Cristal de Dresde.
Volkswagen ha fabricado y entregado su e-Golf número 100.000 en la Fábrica de Cristal de Dresde.

El Volkswagen Golf siempre ha tenido un atractivo especial para numerosos consumidores. Y parece que la electrificación no le ha sentado mal. Volkswagen ha entregado su e-Golf número 100.000 a su nuevo propietario en la Fábrica de Cristal de Dresde (Alemania), donde se ha fabricado.

El Golf ha sido un coche emblemático para la marca desde que salió la primera generación en 1974. El modelo ha ido incorporando nuevas tecnologías y diseños con el paso del tiempo. Sus premios durante estos cuarenta y cinco años han sido muchos y sus fans, también. Así lo indican las más de treinta y cinco millones de unidades fabricadas del modelo desde su salida al mercado.

Decíamos hace poco que Volkswagen había presentado ya la octava generación del modelo. El Golf 8, el primer modelo que la marca lanza con cinco versiones híbridas, entre ellas dos híbridas enchufables. Llegarán a nuestro mercado en febrero del 2020. Este modelo, además, llega con una gran digitalización y conectividad.

Volkswagen y su e-Golf

En 2014, Volkswagen incorporó a la familia su e-Golf y da la impresión de que, con o sin batería, ha mantenido su ya legendaria popularidad. Fue el segundo coche eléctrico (BEV) de la marca Volkswagen, tras el e-up! (2013) y uno de los vehículos eléctricos con más éxito en Europa.

Holger B. Santel, director de Ventas y Marketing de Volkswagen Alemania, ha dicho:

“El e-Golf ha sido nuestro embajador para la movilidad eléctrica durante más de cinco años. El hito alcanzado hoy, con 100.000 entregas, es una confirmación del éxito de la misión e-Golf. En consecuencia, este juega un papel importante en el cambio de movilidad para muchos clientes, y allana el camino para el nuevo ID.3”.

Inicialmente producido en Wolfsburg, tuvo que empezar a fabricarse también en Dresde, hace dos años y medio, por el éxito del modelo.
Inicialmente producido en Wolfsburg, tuvo que empezar a fabricarse también en Dresde, hace dos años y medio, por el éxito del modelo.

Producción en Wolfsburg y Fábrica de Cristal de Dresde

La producción del e-Golf empezó en Wolfsburg in 2014. Debido a la alta demanda, el modelo se ha fabricado adicionalmente en la Fábrica de Cristal de Dresde durante más de dos años y medio.

La fábrica de Dresde será también el lugar de producción del nuevo ID.3, que se fabricará a partir del próximo otoño. La producción en serie del primer modelo basado en la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) empezó en Zwickau en noviembre. El éxito de este nuevo eléctrico es también asombrosas, porque las reservas casi han agotado la edición especial prevista para Europa.

La función de la Fábrica de Cristal como punto de recogida de vehículos se ampliará, enfocándose específicamente a los vehículos eléctricos. Actualmente, en la capital de Sajonia se entregan 1.300 vehículos a los clientes anualmente. Esta cifra se incrementará significativamente en los próximos años. Además, según la marca, la planta se convertirá en un destino atractivo para visitantes y clientes.

Henning Schulzki, director de Ventas y Marketing de la Fábrica de Cristal, ha afirmado:

“Desde 2017, el e-Golf ha convertido la Fábrica de Cristal en un vibrante escaparate de la movilidad eléctrica. Este año produciremos más de 16.000 unidades – un récord histórico. Estamos encantados de haber logrado este nuevo hito”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here