Renault Twizy
El Renault Twizy, fabricado hasta ahora en Valladolid, se producirá en Corea

Sólo ocho de cada cien coches en Valladolid, durante los primeros 9 meses de 2018, han sido de energías alternativas, según la DGT. Sin embargo, la mayoría son híbridos. 

Es fácil recordar cuando se anunció la fabricación en Valladolid del Twizy, hace casi ocho años. Se abrían entonces un buen número de expectativas para que la provincia encabezara el desarrollo de la movilidad eléctrica. El paso del tiempo dio otras pautas, ya que ese impulso quedó aparcado.

Así ha sido, hasta tal punto que, lo decíamos hace poco en una entrevista, quedó desierta la convocatoria en Valladolid de ayudas municipales para cambiar los taxis de combustión por eléctricos.

Hemos leído los datos, a fecha de hoy, sobre el número de vehículos matriculados y su distribución.  El Norte de Castilla ha realizado una pequeña investigación al respecto que nos da idea de cómo van las cosas en nuestro país. Pensamos que estos datos se pueden extrapolar a otros lugares, eso sin tener en cuenta las fábricas de Renault en Castilla y León.

Así, Valladolid tiene dados de alta en la DGT 265.188 automóviles, cifras de septiembre, para 520.801 habitantes en la provincia. El parque automovilístico se divide en: 157.794 turismos de gasoil; 106.962, gasolina (incluidos los híbridos); 283, de gas licuado de petróleo; 123 eléctricos y los 26 restantes, de gas natural comprimido o licuado, butano, etc. En términos relativos, los eléctricos puros apenas representan el 0,04% del total.

Los datos continúan. De los 7.728 coches que se han matriculado en los diez primeros meses del presente año en la provincia, el 58,5% son de gasolina (4.520) y el 33% de gasóleo (2.548).

El resto, apenas el 8,5% (660 coches) representan motorizaciones alternativas. Pero, curiosamente, este cuota es dos puntos superior a la del conjunto del país (6,4%).

Mientras, la estadística autonómica indica que los eléctricos no llegan ni a uno de cada diez en Castilla y León. Son 178 de un total de 2.342 vehículos de energías alternativas matriculados en Castilla y León entre enero y octubre. Los restantes, 2.164, son híbridos.

Valladolid. Puntos de carga
Valladolid. Puntos de carga

Valladolid, por encima de la media

Según los datos anteriores, ocho de cada cien coches vendidos en Valladolid durante los primeros nueve meses, son alternativos. Esto supone dos puntos más que la media del país, pero la mayoría son híbridos.

Aún así, la provincia ocupa el puesto número 15 del país, en referencia a los vehículos eléctricos. Según la DGT, sólo 123 lo son, de los dados de alta.

Por lo que respecta a infraestructura de carga, el puesto de Valladolid pasa a ser el decimosexto, con 58 puntos públicos. Hay, 46 puntos en la ciudad y 12 en la provincia, con un total de 147 cargadores .

Faltan incentivos

Lo hemos dicho en muchas ocasiones. No tiene nada que ver nuestro país con otros europeos que se citan habitualmente, por cuestión de subvenciones. Así lo indicaba hace poco el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos. Decía que estamos en los últimos puestos europeos en cuota de vehículos de propulsión alternativa. Pero añadía que el apoyo en otros países, que nosotros no hemos tenido, ha llevado a un crecimiento exponencial .

La referencia es clara. Alemania lanzó el año pasado un plan de 1.000 millones de euros para la compra de vehículos eléctricos. El Reino Unido, en julio, uno de 1.500 millones de libras para ayudas a la compra y a los puntos de recarga. Francia lleva años con un sistema de bonus a vehículos de bajas emisiones y ayudas adicionales al achatarramiento. Y en nuestro país, en los últimos siete años, solo se han dado 74,5 millones en planes de apoyo al vehículo alternativo.

Viéndolo así, no parece que exista un punto comparativo como para que se esgrima que España debe seguir la senda de otros países europeos que se lo han tomado en serio. ¿No será que nos falta el apoyo gubernamental que hay en otros países?

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here