No sólo las baterías de vehículos eléctricos dependen de los minerales
No sólo las baterías de vehículos eléctricos dependen de los minerales. Para los sistemas de almacenamiento de energía son imprescindibles también.

Tesla ha pronosticado una preocupante escasez de minerales para la fabricación de baterías de vehículos eléctricos. Según Reuters, durante una conferencia en Washington, la compañía ha asegurado que faltará níquel, cobre y otros minerales.

Así lo expresó recientemente, en una conferencia, el gerente de Tesla para suministro global de metales para baterías. La propia agencia ha expresado su extrañeza ante el anuncio de Tesla. Argumentan que no suele ser habitual que la compañía emita su punto de vista sobre la industria de los metales. Sin embargo, debe ser que su preocupación es seria, máxime cuando ciertos minerales son claves para la fabricación de VE. Y no sólo de baterías, sino de otras piezas de los vehículos.

Sarah Maryssael, gerente global de suministros de metales para baterías de Tesla, lo dijo durante una conferencia en Washington. La organizó Benchmark Minerals Intelligence, un programa de seguimiento de precios de productos básicos. Su intervención fue ante mineros, reguladores y legisladores.

Según Reuters, los comentarios fueron específicos de la industria. Se referían a los desafíos de suministro a largo plazo que pueden ocurrir, con respecto a estos metales.

La industria del cobre ha sufrido por años de falta de inversión. Ahora quiere recuperar el tiempo perdido y, por ello, está trabajando con fuerza. Nuevas minas para conseguir nuevos suministros mientras la tendencia de electrificación envuelve a la economía mundial. Freeport-McMoRan Inc, el mayor productor de cobre en el mundo, ya se está expandiendo en los Estados Unidos e Indonesia.

Más allá de las baterías de vehículos eléctricos

Los automóviles eléctricos usan el doble de cobre que los motores de combustión interna. Los llamados sistemas de hogares inteligentes, como el termostato Nest de Alphabet Inc y el asistente personal Alexa.com de Amazon.com, consumirán alrededor de 1,5 millones de toneladas de cobre para 2030, frente a las 38,000 toneladas actuales. Estos datos salen de la consultora de mercado BSRIA.

Por tanto, Tesla ha expresado su preocupación por la posible escasez, tanto del cobre como de otros minerales.

Tesla utiliza cobalto y litio en las baterías de vehículos eléctricos, pero también otros minerales.
Tesla utiliza cobalto y litio en las baterías de sus vehículos eléctricos, pero también otros minerales.

Durante la conferencia, la gerente de Tesla añadió que la compañía seguirá intentando reducir la dependencia del cobalto. Es parte de la estrategia de su presidente Elon Musk, quien se enfoca más en el níquel para los cátodos de las baterías.

Como hemos dicho otras veces, el cobalto se extrae principalmente en la República Democrática del Congo. Sus técnicas de extracción, especialmente las que utilizan mano de obra infantil, se han convertido en un problema global. Asimismo, su cambiante precio.

Para Tesla, y para su presidente, la electrificación es muy importante, para la compañía y a nivel global. Así lo expresaban recientemente en su Informe de Impacto Ambiental.

Trabajando por el futuro

No obstante, Maryssael añadió que existe un “gran potencial” para asociarse con minas en Australia o Estados Unidos.

A fines del año pasado, Australia firmó un acuerdo preliminar con los Estados Unidos. El objetivo: apoyar la investigación y el desarrollo conjunto de minerales considerados críticos para la economía de EEUU.

La conferencia contó con oradores de los Departamentos de Estado y de Energía de EEUU. También de Standard Lithium Ltd, ioneer Ltd y otras compañías que trabajan para desarrollar minas de litio en los EEUU. A la misma asistieron más de 100 personas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here