subscar

Si prefieres pagar por el uso de un automóvil en vez de tenerlo en propiedad y quieres otra opción más allá del renting, alquiler o carsharing, Subscar ofrece una suscripción mensual para particulares. Mediante este servicio, el cliente puede contratar el modelo de suscripción mensual.

Esta opción tiene grandes perspectivas de futuro, ya que según la consultora de investigación y análisis de mercados el 10% de los vehículos se comercializarán bajo modelo de suscripción en 2025.

Subscar permite a los usuarios disfrutar de todo tipo de automóviles con la mayor flexibilidad (mes a mes) y el mejor precio. Para los concesionarios, ofrece un nuevo modelo de negocio que permite movilizar y obtener rendimiento de vehículos inmovilizados, además de muchas otras ventajas.

Funcionamiento de Subscar

El cliente puede disfrutar de un coche y sus gastos asociados (seguro, asistencia en carretera, mantenimiento, impuestos y gastos de gestión) mediante el pago de una cuota mensual. Así, solo tendremos que pagar el combustible. Y si queremos cambiar de modelo o cancelar a suscripción, podremos hacerlo mes a mes.

El coste de suscripción parte de los 175 euros + IVA mensuales para un coche urbano de gasolina del segmento A. La gama para elegir es muy amplia, con modelos de todos los segmentos, ya sean con carrocería berlina, familiar, monovolumen o SUV; y motorizaciones, con híbridos, eléctricos y modelos de gasolina, diésel, GLP y GNC. Próximamente se añadirá la posibilidad de escoger motos eléctricas.

Procedimiento de suscripción

Para suscribirnos al servicio de Subscar, solo es necesario descargar su app, darse de alta, introducir nuestro carnet de conducir y elegir la opción que más nos interese, es decir, el tipo de coche, seguro a todo riesgo con o sin franquicia y el kilometraje.

La opción para dispone de un vehículo que propone Subscar cobra gran relevancia si queremos disfrutar de la movilidad eléctrica, ya que podemos tener un coche eléctrico durante la mayor parte del año para los desplazamientos por ciudad. Además, a los gastos que ya incluye la cuota de Subscar, se sumarían todos los gastos que se evitan al tener un eléctrico, como el aparcamiento en las zonas reguladas y los beneficios como poder circular todos los días del año sin importar las restricciones por altos niveles de contaminación.

Del mismo modo, Subscar es una opción a tener muy en cuenta debido a la actual situación de incertidumbre económica y en la que la movilidad en un vehículo privado es la forma más segura de desplazarse desde el punto de vista sanitario.

Te puede interesar

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here