Schaeffler ha presentado en el IAA las mejoras efectuadas en su prototipo eléctrico Schaeffler Mover, así como la tercera generación de su tecnología Space Driver, una tecnología de conducción clave para los vehículos autónomos y conectados del futuro.

Space Drive

Schaeffler trabaja en el campo de la conducción autónoma con el objetivo de conseguir futuros vehículos en los que no exista ningún tipo de conexión mecánica entre el volante y la dirección, el acelerados o el freno. Por ello, la tercera generación de Space Drive, una tecnología de conducción por cable que funciona mediante una interfaz electrónica de triple redundancia, hace posible la operación de las funciones de aceleración, frenado y dirección del vehículo y, por tanto, la conducción autónoma del mismo. Inicialmente prevista para automóviles, Schaeffler Paravan también introducir esta tecnología en vehículos agrícolas, industriales o de ocio. Otros ámbitos como la minería, el mantenimiento de pistas de esquí, el salvamento y la lucha contra incendios también son idóneos para la aplicación de esta tecnología debido al alto riesgo de su práctica. La compañía fecha la producción en serie de esta tecnología para el año 2021.

Schaeffler Mover está equipado con todos los elementos necesarios para la funcionalidad de conducción (sistema de tracción, batería, sistema de frenado y dirección) en una sola unidad compacta de chasis modular. Es por ello que Mover está especialmente indicado para situaciones de movilidad urbana, pudiendo utilizarse en transportes desde los taxis robotizados hasta los vehículos de reparto autónomos.

Actualmente, Space Driver es el primer y único sistema drive-by-wire que cuenta con licencia para su uso en carretera, debido a que garantiza la seguridad funcional y fiabilidad en su uso.

Matthias Zink, CEO Automotive OEM de Schaeffler, asegura:  “Es la única tecnología drive-by-wire triplemente redundante del mundo con aprobación para el uso en carretera, un elemento clave para la conducción autónoma”.

Mejoras en el prototipo Schaeffler Mover

Space Drive se utiliza, entre otras aplicaciones, en la plataforma eléctrica de conducción autónoma Schaeffler Mover. Esta plataforma de cero emisiones comprende una amplia gama de conceptos y vehículos y es utilizada para desarrollar tecnologías de tracción y chasis.

Schaeffler Mover está equipado con todos los elementos necesarios para la funcionalidad de conducción (sistema de tracción, batería, sistema de frenado y dirección) en una sola unidad compacta de chasis modular. Es por ello que Mover está especialmente indicado para situaciones de movilidad urbana, pudiendo utilizarse en transportes desde los taxis robotizados hasta los vehículos de reparto autónomos.

Del mismo modo, Schaeffler Paravan se encuentra actualmente desarrollando la tecnología Space Drive para el control de las funciones drive-by-wire del Mover, que permite controlar la dirección automática del vehículo, así como la dirección de sus cuatro ruedas, que cuentan cada una con un ángulo de dirección de hasta 90 grados diseñado para ofrecer la máxima maniobrabilidad.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here