Mercedes-Benz GLC F-CELL
Mercedes-Benz GLC F-CELL, el primer vehículo con tecnología de hidrógeno e híbrido-enchufable

El Mercedes-Benz GLC F-CELL es único en el mundo, ya que combina una pila de combustible y una batería eléctrica que puede ser cargada conectándola a la red. Este SUV es un vehículo completamente eléctrico, adecuado para el uso diario, que no emite CO2 al circular.

Según el fabricante, la interacción entre la batería y la pila de combustible, una gran autonomía y un tiempo corto de repostaje hacen del  GLC F CELL un vehículo práctico en el día a día. Dos tanques de fibra de carbono en el suelo del vehículo almacenan 4,4 kg de hidrógeno. Usando la tecnología de estándar mundial para el tanque de 700 bares, el suministro de hidrógeno puede ser repostado en tan sólo tres minutos.

Con un consumo de hidrógeno de alrededor de 1 kg/100 km, el  GLC F-CELL puede llegar a los 430 kilómetros (en el ciclo NEDC). En modo híbrido también es capaz de llegar a los 51 km con una batería completamente cargada. Asimismo, una potencia de 155 kW asegura una alta dinámica de conducción.

Durante años, hemos ido conociendo sus vehículos de hidrógeno. Y no es la primera vez que hablamos del GLC F-CELL. Hasta la fecha, los vehículos de pila de combustible de Mercedes-Benz han cubierto juntos dieciocho millones de kilómetros.

Mercedes GLC F-CELL
Las primeras unidades se entregarán en áreas metropolitanas, seleccionadas por cuestión de infraestructura de repostaje

Estrategia operativa del GLC F-CELL

La variedad de combinaciones son parte de la estrategia de la marca para conseguir el rendimiento del vehículo:

  • HYBRID: el vehículo consigue energía de ambas fuentes. Los picos de potencia son gestionados por la batería. Mientras, la pila de combustible funciona en el rango óptimo de eficiencia.
  • F-CELL: el estado de carga de la batería de alto voltaje es constante gracias a la energía de la pila de combustible. Sólo se consume hidrógeno. Este modo es ideal para una conducción estable durante largas distancias.
  • BATTERY: el GLC F-CELL funciona solo con electricidad y está propulsado por la batería de alto voltaje. No hace uso del sistema de pila de combustible. Este modo es ideal para distancias cortas.
  • CHARGE: el sistema prioriza la carga de la batería de alto voltaje. Como ejemplo, para contar con la máxima autonomía posible justo antes de repostar hidrógeno o para crear reservas de energía.

En todos los modos de conducción el sistema presenta una función de recuperación de energía, que hace posible cargar la batería en las frenadas o en las bajadas.

Lanzamiento

El lanzamiento del GLC F-CELL tendrá lugar en regiones metropolitanas seleccionadas. Esto se debe a que la red de estaciones de repostaje de hidrógeno acaba de empezar a expandirse.

Comenzarán entregando unidades en ciudades equipadas con estaciones de repostaje de hidrógeno: Stuttgart, Düsseldorf, Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Múnich y Colonia.

El GLC F-CELL será ofrecido exclusivamente con un contrato de renting que incluirá el mantenimiento y posibles reparaciones.

Infraestructura

Daimler forma parte del Hydrogen Mobility Europe (H2ME). El proyecto, promovido por FCH JU (Empresa Común Pilas de Combustible e Hidrógeno 2 -Fuel Cells and Hydrogen Joint Undertaking-) combina las iniciativas líderes en Europa en el campo de la movilidad del hidrógeno en Alemania, Francia, el Reino Unido y Escandinavia.

A través de H2ME, el FCH JU está promoviendo la expansión de una infraestructura de estaciones de repostaje de hidrógeno  a gran escala, así como el desarrollo de de vehículos de pila de combustible. El objetivo es  permitir la conducción sin emisiones en toda Europa.

El proyecto recibe el apoyo del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea, Hydrogen Europe e Hydrogen Europe Research.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here