Los coches eléctricos se averían menos, entre otras razones, porque tienen menos piezas. Si a esto se le suma un mantenimiento preventivo adecuado, la factura en el taller será mucho menor que la de un modelo de combustión.

Las matriculaciones vehículos eléctricos e híbridos enchufables de todo tipo (turismos, dos ruedas, comerciales e industriales) crecieron un 32,3% en abril, hasta las 7.911 unidades, según datos de Aedive y Ganvam.

En el caso de los eléctricos, la ventas no son un indicador del trabajo de los talleres ya que, por norma general, los que se mueven gracias a la energía que almacena la batería se averían menos, especialmente si sus propietarios realizan un adecuado mantenimiento preventivo.

Mantenimiento preventivo de coches eléctricos

Advertisement

El mantenimiento preventivo de un coche eléctrico está definido en los manuales del propio fabricante del vehículo, al igual que ocurre con los vehículos de combustión. Es importante seguir las recomendaciones de dichos manuales para asegurar una larga vida útil.

A continuación repasamos las seis claves para tener controlado todo el mantenimiento preventivo de tu eléctrico y alargar así su vida útil:

  1. Lo primero que hay que recordar es que un vehículo eléctrico puro carece de ciertos componentes que son específicos de los de combustión (motor de explosión, sistemas de refrigeración, tratamiento de gases de escape…), por lo que estará exento de las averías asociadas a tales elementos.
  2. Tanto en los eléctricos puros, como en los híbridos enchufables, se produce un ahorro en sistemas de frenado. La frenada regenerativa (que transforma parte de su energía cinética en energía eléctrica), hace que el consumo de pastillas de freno y discos sea menor que en un vehículo no eléctrico.
  3. Al arrancar ambos siempre en modo eléctrico (incluso el híbrido enchufable que combina ambas tecnologías), se eliminan aquellas averías relacionadas con sistemas de embrague y reductores.
    moves
  4. En el resto de los elementos comunes con los coches de combustión (escobillas del limpiaparabrisas, dirección, neumáticos, climatización o suspensiones), el mantenimiento es similar. Solo hay que revisar que todo se encuentre en perfecto estado.
  5. Los conductores de coches eléctricos deben tener en cuenta que la batería requiere un correcto uso para optimizar su vida útil. Con el paso del tiempo, van perdiendo capacidad con el uso.
    Un exceso de cargas rápidas y una exposición a temperaturas extremas puede acortar la vida de la batería. Es importante tener esto en consideración a la hora de realizar la recarga o de dejar el coche estacionado en determinados lugares durante largos periodos de tiempo.
  6. También es fundamental tratar con cuidado los cables de carga. En procesos de carga debemos colocarlos completamente estirados y sin utilizar alargadores o adaptadores.

 

Fuente: Northgate

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here