aedive

ANOVO, empresa de servicios de postventa tecnológica, ha lanzado un informe que señala que los coches eléctricos van teniendo más peso en el transporte privado. Basándose en datos de BBVA Research, señalan que el 46% de los vehículos disponibles en España son modelos eléctricos e híbridos enchufables. En comparación con 2019, la cifra es llamativa, ya que entonces sólo era del 16%.


En consecuencia, destacan que las preferencias entre los compradores de vehículos se enfocan en los vehículos eléctricos. Las matriculaciones dan buena prueba de ello: durante lo que va de año, las ventas de coches eléctricos se han incrementado un 26%: 59.824 coches comprados según datos de ANFAC. Mientras, en Europa, ese porcentaje es del 11,9%, según datos de la misma patronal.

Además, el respaldo de los gobiernos apoya el impulso de los coches eléctricos. Según el Real Decreto 29/2021, el Gobierno de España precisa: determinados espacios públicos deberán tener puntos de carga para facilitar el uso de los VE en 2023. En general, se instalará una estación de recarga por cada 40 plazas de aparcamiento.

Desde ANOVO, explican:

“Esta es una medida necesaria para impulsar la utilización de vehículos eléctricos y, así, contribuir a reducir el impacto generado por los vehículos tradicionales”.

En cuanto a las causas para inclinarse por la compra de un coche eléctrico, son diversas. Empezando por el beneficio ecológico de los primeros compradores. Según el Índice de Movilidad del Consumidor del informe “Los españoles ante la nueva movilidad”: más de la mitad de los encuestados considera la contaminación como un problema “muy importante“.

Actualmente, además de esta corriente, se han unido compradores con una visión financiera. El aumento del precio de la gasolina es una preocupación que promueve la compra de estos vehículos.

La empresa ofrece soluciones de puntos de recarga, públicos o privados.

Razones para comprar un VE según ANOVO

El interés por la adquisición de un coche eléctrico reside en sus características innovadoras. Bajo este contexto, ANOVO presenta a continuación los cuatro aspectos clave para decantarse por un coche eléctrico:

  • Mayor seguridad. La industria del automóvil coincide en que los vehículos eléctricos son más seguros por diversos motivos inherentes a su configuración. En concreto, como características que favorecen una conducción más segura señalan: la ausencia del motor de combustión, la fuerza en la aceleración o el sistema de frenado regenerativo.
  • Travesías sin restricciones. Las instituciones públicas cada vez toman más medidas para evitar la contaminación y favorecer el uso de VE. Actualmente, en ciudades como Madrid y Barcelona, existen restricciones de acceso y aparcamiento para los vehículos más contaminantes. En este sentido, los vehículos eléctricos son la mejor alternativa para asegurar una travesía sin restricciones.
  • Mantenimiento más asequible. Expertos del sector apuntan que el mantenimiento de un coche eléctrico puede ser hasta un 30% más barato que el de un coche de gasolina. Dicen desde ANOVO: “Los vehículos de combustión tienen más piezas de fricción que se desgastan y requieren de recambios. Por el contrario, los vehículos eléctricos tienen menos piezas y se desgastan menos, lo que repercute en un menor coste de mantenimiento para el propietario”.
  • Silencio, comodidad al volante y reducción de la contaminación acústica. El motor de un vehículo eléctrico es completamente silencioso. Eso supone una mayor comodidad, tanto para el conductor como para los pasajeros, quienes se ahorran viajar con el sonido del motor y sus vibraciones. Además, el uso de vehículos eléctricos favorece la disminución de la contaminación acústica, un problema en las ciudades con gran densidad de vehículos motorizados.

Te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí