Los coches eléctricos tienen menos impuestos, reciben más subvenciones y su seguro es más barato que el de los coches de combustión. A continuación te lo vamos a demostrar.

Impuestos

El impuesto de matriculación fija su tarifa en las emisiones del vehículo y cobra una variable entre el 0% de un coche eléctrico y el 14,75% de los coches de combustión más contaminantes sobre el precio franco fábrica. Si nos compramos un coche eléctrico ya nos evitamos el primer impuesto.

El impuesto anual de circulación, que depende de cada ayuntamiento, suele tener reducciones de hasta el 70% para los coches eléctricos en ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla. Y hay otras muchas ciudades que están imitando esta rebaja.

El pasado 11 de julio de 2015, el gobierno publicó en el BOE una reducción del 30% del IRPF para los trabajadores con coche de empresa eléctrico o híbrido enchufable, con la intención de potenciar el renting o alquiler a largo plazo

Subvenciones

Todos los años, el gobierno a través del ministerio de industria lanza de ayuda a la compra de vehículos alternativos, consistente en subvenciones a la compra de coches eléctricos y a la instalación del punto de carga vinculado. Aunque por el momento esta ayuda no ha sido puesta en marcha en 2018, sí sabemos que supondrá una continuidad respecto al de 2017, gestionado por el Ministerio de Economía y dotado con 14,26 millones de euros para la ayuda a la compra de vehículos eléctricos, GLP/Autogás, GNC, pila de combustible, así como la implantación de puntos de recarga en zonas de acceso público.

Los vehículos 100% eléctricos se beneficiaron en 2017 de una ayuda de 5.500€ para su compra y de 1.000€ para la instalación del punto de carga en casa. Las ayudas de este año estarán en la misma línea y se espera su puesta en marcha inminente.

Seguros

Aunque se pueda pensar que los seguros de los coches eléctricos son más caros que los de un coche de combustión, esto no es así. De hecho las compañías aseguradores valoran menor siniestralidad en este tipo de vehículos. Por ejemplo, para un BMW i3 hemos encontrado un seguro a todo riesgo con franquicia de 600€, desde 240€ al año. Para un Renault ZOE hemos conseguido un seguro a todo riesgo con franquicia de 200€, desde 234€ al año.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here