El motosharing como alternativa a la propiedad.

Cityscoot ha presentado una guía práctica con consejos para mejorar la conducción en moto en las ciudades y promover el motosharing como estilo de vida. “Motivos para hacer del motosharing tu estilo de vida” quiere contribuir a la sostenibilidad de las ciudades; a agilizar el desplazamiento; y a dar fluidez al tráfico y al aparcamiento.


Para la compañía de motosharing: “la rápida expansión y generalización del uso de motos eléctricas compartidas en las principales ciudades europeas es una señal inequívoca de un cambio de hábitos”.

En esos hábitos, el motosharing tiene mucho que decir, especialmente en algunas ciudades. Como ejemplo, Barcelona es una de las ciudades europeas con más vehículos compartidos, según el estudio “European Shared Mobility Index” elaborado por Fluctuo (octubre 2021). De toda la flota de vehículos compartidos que existe actualmente en Barcelona, el 46% son motos compartidas.

El motosharing y sus ventajas

Según Cityscoot, el motosharing aporta una serie de ventajas claras:

  • Ahorro de dinero, ya que no hay que mantener el día a día del vehículo con gastos como gasolina, reparaciones o parking.
  • Ahorro de tiempo gracias a evitar el tráfico en horas punta.
  • Descenso en la cultura de la propiedad. Las ciudades están viviendo un auge de la economía colaborativa que, especialmente entre los más jóvenes, desincentiva la compra de vehículos. La alternativa del vehículo compartido es un punto a favor de esa tendencia.
  • Capacidad de mantener la distancia social tras la pandemia. El COVID-19 ha disparado la movilidad personal y la moto compartida es una alternativa ante estas nuevas preferencias. Además, incluye todas las medidas de higiene necesarias para viajar con seguridad.

Consejos para una conducción segura

El auge de las motos compartidas también supone que muchas personas suban a una moto por primera vez. Esta circunstancia conlleva un plus de peligrosidad añadido en las grandes ciudades.

Motosharing. Cityscoot

Cityscoot considera que la seguridad debe ser uno de sus valores principales. Por tanto, ofrece recomendaciones para ayudar a las personas que nunca han conducido un vehículo de dos ruedas. Asimismo, recuerda a los conductores veteranos que en la ciudad no se puede bajar la guardia, ya que los motoristas vulnerables. Entre sus consejos:

  • Atención plena durante la circulación: conducir moto por la ciudad conlleva muchos peligros potenciales y cualquier despiste puede provocar una caída.
  • Respetar las normas de circulación: es imprescindible conocer y respetar las normas, por nuestra seguridad, la de los demás, y para evitar sanciones.
  • Aparcar en las zonas señalizadas. En Barcelona, la norma dice que se puede aparcar en: zonas exclusivas para motos, pintadas en la calzada; y aceras anchas, sin obstruir el paso, dejando al menos 3 metros para que puedan pasar los peatones. En Madrid, los ciclomotores y motocicletas de uso compartido no podrán ocupar más del 50% de las plazas existentes en una reserva de estacionamiento.
  • Hacerse visible ante el resto de vehículos:  antes de realizar cualquier maniobra es importante señalizarla con los intermitentes
  • Vestirse adecuadamente: es importante llevar la indumentaria adecuada que cubra y proteja nuestro cuerpo al máximo.

También te puede interesar sobre el motosharing:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here