GM EV1.
GM EV1.

Una de las historias más sorprendentes y tristes de la movilidad eléctrica es la del GM EV1. General Motors desarrolló el coche, específicamente como eléctrico, por imperativos legales en California. Fascinante y revolucionario, su historia es la de un coche que no interesó desarrollar por cuestión de intereses comerciales. Sin embargo, sus usuarios le hicieron hasta un funeral propio.


Sí, es una trágica historia. General Motors decidió en 2003 su retirada y destrucción. Las unidades se amontonaron como chatarra en el desierto de Arizona. Y es probable que GM hubiera tenido otro balance, como compañía, de haber continuado con su, entonces, poco rentable producción.

Todo empezó en la década de los 90, cuando California promulgó la ley ZEV Mandatory. Obligaba a los fabricantes a vender en el estado un 2% de unidades cero emisiones a partir de 1998, llegando al 10% en 2003. Además, el gobierno californiano emitió un plan de ayudas para la adquisición de estos vehículos.

En ese momento, los intereses de fuerte compañías, de automóviles y petrolíferas, se unieron para iniciar una batalla legal contra la norma californiana. Pero los fabricantes estaban obligados, inicialmente, al cumplimiento.

La respuesta de General Motors no se dejó esperar. Desarrollaron el EV1 y lo lanzaron en 1998. Fabricaron 1.100 unidades, pero a la espera del final de la batalla legal, no lo pusieron a la venta, sino que lo entregaron en leasing. Era lo que quería GM para manejar el destino de los vehículos, según se inclinara la balanza.

GM EV1

El GM EV1 era un biplaza realmente fascinante y revolucionario. Un coche diseñado específicamente para ser eléctrico. Su mantenimiento era muy inferior al de los motores de combustión, ya que tenía programadas las revisiones cada 160.000 km.

Sus líneas aerodinámicas arrojaban un índice de penetración revolucionario: 0,19. Su autonomía era de entre 128 y 225 km, según la versión.

Contaba con un paquete de hasta 26 baterías de plomo, en la primera generación, o de níquel-metal-hidruro, en la segunda. Las baterías se recargaban durante la noche o al 80% en tres horas en carga rápida.

El EV1 pasaba de 0 a 100 kilómetros/hora en nueve segundos e incorporaba una tecnología asombrosa para entonces: eleva-lunas eléctrico; cierre centralizado; aire acondicionado; control de temperatura programable; equipo de música con CD; luna trasera con sistema de descongelación; sensor y avisador de presión de neumático; dirección asistida; lunas antirreflejo solar y un panel de instrumentación completo.

Añadía también otras tecnologías avanzadas: chasis de aluminio; frenos antibloqueo; control de tracción; acceso y encendido sin llave; frenada regenerativa.

Un gran coche para aquel momento por su tecnología.Un gran coche para aquel momento por su tecnología.
Un gran coche para aquel momento por su tecnología.

California contó con 300 cargadores públicos para este vehículo. El precio del leasing era de entre 400 y 450 euros mensuales y el contrato se firmaba por tres años. El GM EV1 fue alquilado a particulares. Algunos personajes conocidos de la industria del cine llevaron uno.

El trágico final

La batalla en los tribunales acabó con la normativa californiana. El peso de las petroleras, de la industria automotriz y del propio George Bush (con intereses en el sector petrolífero) pusieron fin a la ley y al EV1.

California promulgó entonces la ZEV Regulatory, que favorecía a los vehículos híbridos o a los que utilizaran biocombustibles.

GM en 2004 retiró todos los vehículos. A pesar de las protestas de los usuarios, el contrato obligaba a devolver el EV1. Y, de manera discreta, el fabricante destruyó casi todas las unidades, dejándolas como chatarra en el desierto de Arizona. Sólo quedaron unas pocas unidades destinadas a museos.

La marca argumentó que el coche hacía que perdiera mucho dinero. Lo cierto es que la impresión es que fueron intereses comerciales y políticos los que acabaron con el GM EV1.

Pero dos cosas más nos sorprenden sobre la historia del vehículo. La primera, que tuviera funeral propio, y simpático, como podemos ver en el vídeo.

La segunda, en Twit de el CEO de Tesla, Elon Musk, que en 1917 aseguraba que la retirada del EV1 por parte de GM dio lugar a la creación de Tesla.

Twit de Elon Musk.
Twit de Elon Musk.

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here