coches de combustión

Casi tres cuartas partes de los habitantes de Madrid y Barcelona son partidarios de prohibir la venta de coches nuevos de gasolina y diésel en 2030. Son datos de una encuesta online de YouGov realizada en 15 ciudades europeas. La eliminación progresiva de la venta de coches con combustibles fósiles en Europa es una opción para los legisladores de la UE. Además, una forma de conseguir una Europa neutra desde el punto de vista climático para 2050.


Según la encuesta: el 72% de los madrileños y el 74% de los barceloneses son partidarios de que sólo se vendan coches sin emisiones desde 2030. Sólo el 21%, en el caso de Madrid, y el 20%, en Barcelona, se oponen a esta medida.

En toda Europa, el 63% de los habitantes de las ciudades estudiadas apoya la prohibición. YouGov, por encargo de Transport & Environment (T&E), encuestó online a 10.050 personas de 15 de algunas de las mayores ciudades europeas de ocho países: Alemania, Bélgica, España, Francia, Hungría, Italia, Polonia y Reino Unido.

Madrid y Barcelona, entre las encuestadas

Isabell Büschel, directora de T&E en España, ha explicado:

“Los ciudadanos de Madrid y Barcelona se encuentran entre los más firmes partidarios de poner fin a la venta de coches de combustible fósil en la UE. Los habitantes de las ciudades son los más expuestos a los niveles tóxicos de contaminación atmosférica. No quieren que se vendan motores de combustión interna durante más tiempo del necesario”.

Según un informe reciente, publicado en The Lancet: Madrid y Barcelona están entre las 10 principales ciudades de Europa mayor tasa de mortalidad por contaminación por dióxido de nitrógeno. El transporte por carretera es una de las causas principales de este contaminante.

Los madrileños (65%) y barceloneses (60%) consideran que el coste de los vehículos cero emisiones es uno de los hándicaps para impulsar su venta. El otro factor principal es disponer de una infraestructura de recarga suficiente, según el 59%, tanto en Madrid como en Barcelona.

La medida y el coronavirus

En las 15 ciudades hay un apoyo mayoritario (del 51% al 77%) a la venta de automóviles libres de emisiones después de 2030. El apoyo es mayor entre los habitantes de las ciudades europeas que han sufrido el COVID-19.

La encuesta europea se ha realizado en 15 ciudades europeas.
La encuesta europea se ha realizado en 15 ciudades europeas.

El 66% de los infectados o de las personas cercanas a ellos apoyan la medida. Sería un paso decisivo para reducir la contaminación atmosférica tóxica -en comparación con el 56% de quienes no conocen a ningún infectado o no recuerdan-. Varios estudios han señalado posibles nexos entre la contaminación atmosférica, causada principalmente por el transporte de carretera, y una mortalidad mayor relacionada con la Covid-19.

La Unión Europea y la fecha de prohibición

El debate sobre la venta de vehículos nuevos de combustión en la UE lleva ya un tiempo.

En esa línea, la Comisión Europea podría fijar una fecha de finalización de las ventas de coches de combustibles fósiles en junio. Entonces propondrá un endurecimiento de los objetivos de emisión de CO2 de los coches en la UE.

Diez gobiernos europeos ya han adoptado planes de este tipo. Sin embargo, sigue habiendo dudas sobre la legalidad de seguir adelante sin establecer una fecha de eliminación progresiva de estos vehículos contaminantes en la UE.

Varios fabricantes de automóviles han reaccionado anunciando la retirada voluntaria de la producción de coches con combustibles fósiles. No obstante, es necesario fijar un plazo en la UE para que el resto se sume a la iniciativa.

Con respecto a este tema, Mónica Vidal, directora de Políticas Públicas y Gobernanza Climática de ECODES, señala:

“Proponer fechas más allá de 2035 es ilógico cuando la edad media de un vehículo en España es de 13-14 años y se quiere lograr la descarbonización en 2050. Los políticos deberían escuchar a los ciudadanos, que dicen estar preparados para la transición total a los vehículos de cero emisiones ya en 2030. Este verano, la Comisión Europea debería proponer una fecha de finalización de la venta de coches con motor de combustión interna en toda la UE. No deberían dejar este tipo de decisión en manos de los Estados”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here