Nissan
e-NV200 equipada con la batería mejorada de 40kWh - Montaje en planta de Zona Franca (Barcelona)

Ante el posible cierre de la planta de Nissan de Barcelona como consecuencia de un plan de reestructuración mundial derivado del impacto de la crisis del coronavirus, la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha informado que el Gobierno está trabajando en la búsqueda de un proyecto de futuro para la compañía en España.

Así, el Ejecutivo, en colaboración con la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y el Consorcio de Zona Franca han hecho llegar a Nissan un plan de viabilidad que contempla inversiones por valor de 300 millones de euros para garantizar la viabilidad económica de la fábrica de Barcelona durante 10 años produciendo un nuevo vehículo eléctrico. Esta cifra resulta ser tres veces menor que los 1.000 millones que el Ministerio de Industria estima que costaría a la compañía el cierre de su única planta dentro de la Unión Europea.

Reyes Maroto ha explicado:

“Desde el Gobierno hemos estado trabajando de manera muy intensa con la dirección de Nissan en Japón pensando que hay un proyecto de futuo en España y Europa y hemos puesto encima de la mesa un plan de inversiones de las plantas españolas para garantizar la viabilldad y el futuro de los empleos de los trabajadores. Estamos acelerando la interlocución con Japón para demostrar que hay un proyecto de futuro en el que doten de un nuveo modelo para desarrollar la movilidad eléctrica en España. Queremos dar tranquilidad a los trabajadores de que el Gobierno está defendiendo sus trabajos y le hemos trasladado a Nissan la preocupación que supone. Creemos que Nissan tiene futuro en España y Europa y falta una decisión que esperemos que sea la acertada. Queremos que sea parte del futuro de automoción española”

Plan de reestructuración de Nissan

Nissan anunciará mañana su plan de ajuste a nivel mundial. El diario japonés Nikkei ha adelantado que la compañía llevará a cabo una reducción del 20% de su capacidad productiva hasta 2023 para disminuir sus costes y mitigar el impacto en la actividad provocado por el coronavirus.

Así, hasta 20.000 puestos de trabajo se verían afectados en todo el mundo, un 15% de la plantilla.

En el caso de la fábrica de Barcelona, Nissan emplea a 3.000 personas y su cierre afectaría de manera indirecta a unos 30.000 puestos de trabajo. Desde el 4 de mayo, sus trabajadores mantienen una huelga indefinida.

Fuente: Cinco Días.

Te puede interesar

Los países que más han invertido en coches eléctricos y baterías en Europa

Bloomberg actualiza sus previsiones de ventas de coches eléctricos a la baja

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here