nissan
VIII Foro Nissan En 2030, el 70% de los vehículos que se vendan en España serán electrificados

La VIII Edición del Foro Nissan tuvo lugar ayer en el Espacio Desert City, en Madrid. Tras dos años sin presencialidad debido a la pandemia, el foro contó con la presencia de casi 150 invitados y más de 50 medios.

La Jornada dirigida y presentada por Angie Regueiro, periodista de ATRESMEDIA, comenzó con la bienvenida por parte del Director de Comunicación de Nissan Iberia, Francesc Corberó quien fijó la posición de la marca en el contexto actual, “hoy, el sector está inmerso en una gran transformación para hacer frente a 3 grandes cambios: la electrificación; la conducción autónoma y la integración del coche en el ecosistema energético y de la conectividad. Elementos clave, para Nissan, para frenar el cambio climático y reducir al mínimo los accidentes de tráfico. Como respuesta a estos retos, a finales del año pasado, presentamos Ambition 2030, nuestra estrategia a largo plazo para avanzar hacia un mundo más limpio, seguro e inclusivo. Una estrategia que se apoya en un plan de inversiones que supera los 15.000 M € en 5 años, con el lanzamiento de 23 nuevos modelos, 15 de ellos 100% eléctricos, con una reducción del 65% del coste de las baterías y en el lanzamiento de las nuevas baterías en estado sólido, así como de una nueva gestión sostenible de nuestros procesos productivos bajo el nombre de EV36Zero.”.

Actualidad mundial del vehículo eléctrico

La jornada continuó con una Round Table internacional en la que participaron, Isabell Buschel, Directora para España TRANSPORT & ENVIRONMENT, Eric-Mark Huitema. Director-General Vehicles AVERE, Oliver Bridge. Global Head of Automotive. GRANT THORTON y Francesc Corberó, Director de Comunicación NISSAN IBERIA.

Isabell Buschel destacó que: “Dado que en China, Estados Unidos y otras partes del mundo las ventas de coches eléctricos se aceleran, y las cadenas de valor de la movilidad eléctrica se concentran, Europa debería desdoblar esfuerzos para continuar liderando la carrera de la descarbonización. Es esencial para permitir a Europa captar esta nueva cadena de valor y asegurar los puestos de trabajo que la acompañan. Esto todavía no es un hecho. La fecha de 2035 para la eliminación de las ventas de los motores de combustión es crucial, ya que brinda la seguridad jurídica que la industria automotriz necesita para invertir en la producción creciente de vehículos eléctricos. Como consecuencia los vehículos eléctricos serán más asequibles. Si queremos asegurar la inversión en Europa en cadenas de valor del vehículo eléctrico y sus baterías, entonces tenemos que hacer lo que haga falta. De lo contrario, Europa corre el riesgo de perder la carrera tecnológica frente a China en baterías y a EE. UU. en software. Esta es la gran amenaza para el futuro de nuestra industria de automoción y los puestos de trabajo, que debe abordarse con urgencia”.

Por su parte, Eric-Mark Huitema comentó que: “Está claro que la transición a la electrificación, y el fomento de la adopción de vehículos eléctricos en concreto, desempeña un papel importante en la reducción de las emisiones y la contaminación atmosférica. A escala mundial, el avance de la electromovilidad puede ayudar a los países a alcanzar sus objetivos generales en materia de cambio climático, como los acordados en la COP21 y los previstos en el Green Deal de la Comisión Europea, que estima que para lograr la neutralidad climática en 2050 es necesario reducir en un 90% las emisiones del transporte para ese año. Se prevé que para alcanzar el objetivo de la COP21 de limitar la temperatura a 1,5 °C, será necesaria la descarbonización completa del sector del transporte para 2050. Sobre la base del ciclo de vida, los vehículos eléctricos ya son muy competitivos en cuanto a las emisiones de CO2 en comparación con otros modos de propulsión. Las capacidades de carga inteligente y de vehículo a red (V2G), que permiten que los coches eléctricos funcionen como “baterías sobre ruedas”, pueden permitir que los sistemas energéticos reduzcan su dependencia de los combustibles fósiles, devolviendo la energía renovable almacenada al sistema energético durante los períodos de menor generación de electricidad renovable.”

En su participación, Olivier Bridge dijo que: “Europa avanza rápidamente hacia la descarbonización, con muchos países comprometiéndose a eliminar la venta de motores de combustión interna para 2040. Desde el punto de vista del clima, este cambio debe ser más rápido; sin embargo, los aspectos prácticos del cambio de toda la cadena de suministro son difíciles y costosos: habrá ganadores y perdedores. Los gobiernos están apoyando a la industria para que cambie con incentivos: los más publicitados son los de las gigafactorías y los puntos de recarga. Sin embargo, es necesario hacer más para garantizar una industria automovilística europea próspera. Hay retos que superar, como la creación de capacidades de refinado de minerales críticos para las baterías, como el litio, el cobalto, el manganeso, el grafito y el níquel; el apoyo a la fabricación con energía verde; mantenerse a la vanguardia de las nuevas tecnologías; ser capaz de financiar el cambio y crear una infraestructura de carga adecuada tanto para los vehículos de hidrógeno como para los de batería eléctrica de todos los tamaños.”.

Aspectos importantes de la electrificación del automóvil

Por su parte, en la intervención de Francesc Corberó se hizo alusión a algunos aspectos de mercado y tendencias importantes. Según las últimas estimaciones de Bloomberg, en el año 2030 se venderán al año 43 millones de vehículos electrificados en todo el mundo, lo que significa que, en España, el 70% de los vehículos que se vendan serán electrificados. El Director de Comunicación de Nissan Iberia comentó al respecto: “Esta tendencia es imparable y lo que necesitamos precisamente es acelerar el ritmo de crecimiento de estos vehículos en nuestro mercado.”

La fórmula que se ha empleado en otros países ha sido clave, combinando tres factores: medidas fiscales, con especial incidencia en la rebaja del IVA de los vehículos eléctricos, una armonización de las medidas al uso del vehículo eléctrico y, por último, simplificar y reducir los trámites y el tiempo que se tarda en la instalación de los puntos de carga.

Francesc Corberó comentó que: “Los efectos de la electrificación del automóvil sobre nuestra sociedad y sobre nuestro país son muy claros. El año pasado los vehículos eléctricos vendidos en España evitaron la compra de más de 15.000 barriles de petróleo diarios. Por ello, por la reducción de emisiones, por la reducción de la contaminación acústica y por el equilibrio energético de nuestro país es imprescindible acelerar de una manera ordenada el camino de la electrificación.”

Te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí