Que los coches eléctricos con su par motor inicial son muy divertidos es algo que había comprobado por mí mismo. Hacer drifting con un Nissan Leaf son palabras mayores y aunque con algo de ayuda la experiencia ha sido muy divertida.

El drifting o drift es un estilo de conducción de vehículos que consiste en derrapar de manera que el vehículo forme un ángulo con la dirección de movimiento’, dice la  Wikipedia. Y añade: ‘A fines de la década de los 90, se convirtió en una disciplina propia, con pilotos especialmente entrenados, con automóviles preparados para mantener derrapes controlados a altas velocidades’.

Cerca del Lago de Como, en Milán, Nissan nos ha invitado a practicar esta disciplina no en uno de sus coches deportivos sino en un Nissan Leaf de serie de 30 kWh de batería. La cosa tiene algo de truco, porque para evitar lo de las altas velocidades, nuestro Leaf llevaba una plancha de plástico sobre el caucho de las ruedas traseras. Eso, la desconexión del ESP y una pista húmeda ayudaban a que a tan solo 35 km/h el tren trasero se descontrolara para hacernos vivir una experiencia muy divertida.

Drifting con un Nissan Leaf
Drifting con un Nissan Leaf

Divertida y enriquecedora porque está bien saber cómo reaccionar cuando una situación como esta ocurra en la realidad, por nieve, por aceite en la carretera o por un exceso de velocidad en alguna curva lenta.

La actividad de drifting con el Nissan Leaf consistía en  lograr dar una vuelta de 180 grados con el coche derrapando en un primer circuito circular y  ligeramente húmedo. A continuación completar un eslalon en otro tramo prácticamente anegado de agua. Por último Romain Sarazin, el piloto francés campeón de la GT Academy, nos hizo una demostración de lo que se puede hacer con pericia y muchas manos en una tercera parte del circuito en la que ninguna de las curvas se traza como dios manda.

No quiero decir que este efecto se consiga por que el Nissan Leaf sea eléctrico, pero lo que es cierto es que también, siendo eléctrico, se puede conseguir. De hecho los eléctricos con su par motor instantáneo son coches muy divertidos incluso los que van más justos de potencia.

Como una imagen vale más que mil palabras os invitamos a ver el vídeo de demostración que encabeza este artículo en varios Leaf conducidos por Romain Sarazin


Galería de imágenes


 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here