Buenas noticias para la movilidad sostenible. CityScoot llega a Barcelona como una nueva alternativa para compartir moto eléctrica. El servicio de motosharing avanza así en su expansión por Europa y anuncia que pronto tendrá presencia en otras ciudades españolas.

Aunque todavía no sea muy conocido en España, CityScoot no es un recién llegado al servicio de movilidad compartida. La compañía comenzó a operar en 2016 en París (Francia); hoy en día, se ha convertido en el operador francés de referencia en motosharing y tiene presencia en en Niza, Milán y Roma con una flota de más de 7.000 motocicletas eléctricas.

La entrada de CityScoot en Barcelona es el primer paso de un plan de crecimiento europeo que contempla la expansión del servicio por otras ciudades españolas.

En la fase inicial, la compañía francesa entra en la ciudad condal con un total de 350 motos eléctricas (el máximo permitido por el Ayuntamiento de Barcelona). El objetivo de la compañía es afianzarse en la ciudad y crecer en número de motocicletas eléctricas compartidas disponibles en Barcelona.

Las motos de CityScoot que puedes compartir el Barcelona

Toda la flota de Cityscoot está compuesta por la última generación de motocicletas eléctricas Govecs S1.5, fabricadas íntegramente en Europa, y cuya velocidad está limitada para uso urbano a 45 km/h. 

Las motos están equipadas con una doble correa de transmisión para una aceleración suave, progresiva y silenciosa. Los usuarios pueden elegir, directamente a través de la app de Cityscoot, entre tres niveles de aceleración. Todas las motos cuentan con un casco homologado y un gorro desechable para mantener condiciones óptimas de higiene.

El funcionamiento del sistema es sencillo: el usuario se descarga la aplicación de Cityscoot  y, una vez registrado, puede ver en la plataforma las motocicletas disponibles y reservar gratuitamente durante 10 minutos. Desde la app el usuario también desbloquea la motocicleta y hace el pago del servicio.

30 minutos gratis

El precio de alquiler de las motos de CityScoot incluye el seguro contratado con Allianz, y que se activa automáticamente cuando el usuario reserva la moto, sin necesidad de realizar ningún otro trámite.

Para celebrar su llegada a la ciudad condal, Cityscoot ofrece a los usuarios 30 minutos de servicio gratuitos al día durante los 30 primeros días de cada nuevo usuario en Barcelona.

Según Alejandro Agustí, responsable de Ciyscoot en España (en la imagen superior): “En Cityscoot estamos convencidos que el futuro de la movilidad urbana será 0 emisiones y 0 ruido. La movilidad eléctrica compartida tiene un papel clave en una nueva movilidad más sostenible, en la que Barcelona trabaja para ser un referente. En Cityscoot trabajaremos de la mano de las Administraciones para promover esta movilidad eco-sostenible”. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here