Lo que promete esta empresa alemana es el sueño hecho realidad de muchos conductores: una batería que promete recorrer hasta 1.000 km con cada carga. El secreto: los electrolitos no inflamables

Apunta este nombre porque si las pruebas salen bien va a dar mucho que hablar: Innolith AG.

Toma nota también de este término que puede ser el que revolucione el mercado de las baterías para coches eléctricos y termine de una vez por todas con el range anxiety (o temor a que la batería se acabe en el momento menos oportuno): electrolitos no inflamables.

Unido ambas claves tenemos el autor y el secreto de las baterías de 1.000 km de autonomía para coches eléctricos.

Innolith AG asegura que ha desarrollado baterías capaces de recorrer hasta 1.000 km con cada carga. La clave de esta excepcional autonomía esta en el uso de electrolitos no inflamables (la mayoría de las baterías que comercializan hoy en día utilizan electrolitos inflamables), lo que, además, reduce los costes de producción.

Sin entrar en términos demasiado engorrosos, los responsables del proyecto aseguran que han utilizado “un nuevo enfoque conversional de la química”. De esta forma han creado baterías con mayor densidad que, sin aumentar el peso ni el tamaño, pueden almacenar mas energía y elevar el rango de autonomía.

Primeros ensayos en conducción real

“Los consumidores quieren un rango adecuado con una sola carga en un EV asequible, y la confianza de que no se va a incendiar. La batería de energía Innolith es la tecnología de punta que potencialmente puede satisfacer todas estas necesidades”, ha dicho Sergey Buchin, CEO de Innolith AG.

Innolith pondrá en marcha en las próximas semanas el primer ensayo para comprobar la viabilidad de sus baterías de gran autonomía en condiciones reales de circulación. Lo hará en Alemania.

En una segunda fase, las baterías serán cedidas a distintos fabricantes de automóviles para que las prueben en sus modelos eléctricos.

Si los resultados son satisfactorios comenzará la producción a gran escala, algo que podría suceder dentro de cinco años. Antes, Innolith espera que los puntos de carga ultrarrápida estén lo suficiente extendidos a nivel mundial.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here