ABB

ABB ha comenzado a construir su nueva planta en San Giovanni Valdarno, en Italia. Esta nueva instalación servirá tanto como Centro de Excelencia Internacional como de centro de producción de infraestructura de carga de vehículos eléctricos. Las previsiones apuntan a que esta instalación de 16.000 kilómetros cuadrados esté operativa a finales de 2021.

El proyecto, que requiere de una inversión de 30 millones de dólares, llega tras el desembolso de otros 10 millones en una nueva sede internacional de movilidad eléctrica y centro de Investigación y Desarrollo (I+D) totalmente sostenible construida en el campus de la Universidad Técnica de Delft, en Heertjeslaan (Países Bajos), que comenzar´a funcionar a finales de 2020.

La nueva planta producirá toda la cartera de cargadores de baterías de vehículos eléctricos de corriente continua (CC) de ABB, desde sistemas domésticos hasta sistemas diseñados para instalarse en zonas públicas y aquellos dedicados al transporte público urbano.

Giampiero Frisio, responsable de la división de Energía Inteligente de ABB, comenta:

“El de hoy supone un hito importante en nuestro negocio de movilidad eléctrica. En ABB llevamos más de una década impulsando el progreso del sector y esta nueva instalación de última generación contribuirá significativamente a hacer avanzar la tendencia mundial hacia la movilidad eléctrica con cero emisiones.”

La nueva instalación se caracterizará por la integración de las soluciones digitales de la compañía, ABB AbilityTM, que permitirán obtener una visibilidad y una optimización completas de la producción de cada producto e interconectar sistemas de gestión de almacenes automatizados con los departamentos de la fábrica.

Nuevas soluciones e integración de renovables

Las actividades de I+D se llevarán a cabo en un espacio específico de 3.200 metros cuadrados destinado al desarrollo y la creación de prototipos.

Aquí, se centrarán en la implementación de soluciones innovadoras, software nuevo y herramientas de gestión del ciclo de vida de los productos para integrar por completo las actividades de I+D con las actividades de fabricación, tanto internamente como con servicios externos de fabricación de componentes electrónicos.

Por otra parte, la integración de fuentes de energía renovables como paneles solares en el tejado, un sistema de calefacción y refrigeración optimizado y la introducción de una flota de vehículos eléctricos para los empleados y los equipos de logística, ventas y servicio ayudarán a reducir el impacto medioambiental de la instalación.

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here