Uber se hace con JUMP, la compañía de bicisharing, para unirla a su oferta

UBER añade el servicio de bicisharing JUMP a su oferta de vehículos para ofrecer un catálogo de movilidad intermodal a sus clientes. La aplicación de Uber ya ofrece esta posibilidad en la ciudad de San Francisco.

El nuevo director de Uber, Dara Khosrowshahi, ha declarado que la misión de la compañía es “reunir múltiples modos de transporte dentro de la aplicación de Uber, para que el cliente pueda elegir la forma más rápida o asequible de llegar a su destino, ya sea en un Uber, en una bicicleta, en el metro, o en cualquier otro modo de transporte”.

Esta semana Uber ha anunciado la adquisición de la compañía de bicisharing JUMP, creada en 2010 por Ryan Rzepecki. Los términos del acuerdo no se han hecho públicos, aunque los rumores hablan de que Uber ha podido desembolsar 100 millones de dólares por la compra.

Jump

JUMP y Uber han estado trabajando durante varios meses en la integración de la opción de compartir bicicletas en la aplicación de Uber de modo que aparezca esta opción cada vez que el cliente la abre. La flota JUMP cuenta actualmente con 12.000 bicicletas que prestan servicio en 40 ciudades de 6 países en todo el mundo, incluida la flota de bicicletas eléctricas en San Francisco.

JUMP comenzó a operar el servicio de bicicletas eléctricas compartidas en San Francisco en enero, una ciudad que precisamente cuenta con una orografía poco adecuada para las bicicletas por sus interminables cuestas. La solución eléctrica de JUMP le da una ventaja competitiva sobre sus competidores, como Ford GoBike de Motivate. Cuenta con 250 bicicletas a las que agregará otras 250 en los próximos meses.

Aplicación móvil
Aplicación móvil

Jump también ofrece la comodidad de no contar con estaciones de anclaje de las bicicletas, lo que significa que los clientes pueden dejarlas en cualquier lugar de la ciudad. Sus bicicletas vienen cuentan con un sistema de bloqueo en U incorporado que es obligatorio utilizar para asegurarlas cuando se finaliza el alquiler. La compañía planea cargar las bicicletas en un almacén central hasta que los cargadores de bicicletas estén disponibles en la ciudad. Los clientes pagan una tarifa de suscripción mensual para acceder a la flota de bicicletas JUMP.

Ryan Rzepecki, director de JUMP: “A través de nuestra colaboración nos dimos cuenta de que compartíamos la visión de Uber de la movilidad multimodal y teníamos el mismo objetivo de disminuir la propiedad de los automóviles. Aún más importante, pudimos ver el cambio en la empresa una vez que Dara fue nombrado CEO que comenzó a dirigir con humildad, de una manera que sentimos que refleja nuestros valores. Pronto quedó claro que con estas  sinergias JUMP podría cumplir mejor sus objetivos formando parte Uber”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here