Conversión de vehículos diésel a eléctricos

Saietta, a través de su división RetroMotion, ofrece a los operadores de flotas de autobuses y autocares la conversión de sus vehículos diésel a eléctricos. La empresa ofrece una solución económica, eficaz y óptima para “electrificar” los autobuses y autocares existentes. Los vehículos reconvertidos alcanzan una autonomía cero emisiones de hasta 350 km.


Hemos hablado otras veces de los “kit de conversión a eléctrico“, pero casi siempre para coches. En esta ocasión, nos ocupamos de una solución para vehículos que son muy habituales en nuestras ciudades.

Según ha explicado Wicher Kist, director ejecutivo de Saietta:

“Saietta Group se enorgullece de estar a la vanguardia de la propulsión de la movilidad eléctrica con el objetivo de democratizar el transporte limpio y sostenible en todo el mundo y dentro de todos los sectores: desde scooters de dos ruedas, hasta turismos compactos, autobuses, autocares y vehículos de mercancías pesadas”.

Y, además:

“Los servicios de RetroMotion suponen que los operadores de flotas no tienen que hacer grandes y repentinos desembolsos en vehículos eléctricos completamente nuevos. Estas importantes inversiones se pueden realizar de forma incremental gracias a la posibilidad de actualizar y extender la vida útil de autobuses y autocares existentes. Y, además, en el proceso, cumplir con la siguiente y más estricta legislación”.

La entrega de los ejes eléctricos de primera generación de la compañía a los clientes comenzó en 2009. Desde entonces, la división ha desarrollado una solución de tren motriz y eje de segunda generación de alta tecnología. En aplicaciones de autobuses del mundo real que se ejecutan en ciudades europeas, el paquete de tecnología de electrificación RetroMotion ya ha demostrado su fiabilidad. La tecnología ha acumulado un total de 3,2 millones de kilómetros de uso en carretera hasta el momento.

Tecnología de conversión de RetroMotion

El equipo de ingeniería de RetroMotion ofrece un paquete de modernización integral óptimo y completo para autocares y autobuses con motor diésel existentes. Este paquete combina la integración mecánica, eléctrica y de software con un tren de transmisión avanzado.

La conversión del tren motriz reemplaza el viejo ICE diésel y todos sus componentes asociados con un avanzado sistema de propulsión eléctrica. Esto supone aplicar la tecnología de motor eléctrico a las ruedas traseras del vehículo. A diferencia de otros sistemas disponibles, la solución de RetroMotion es “una verdadera disposición en rueda, no cerca de rueda”.

RetroMotion convierte los vehículos diésel existentes en eléctricos.

Se utiliza una solución de doble neumático, con llantas montadas en la parte delantera, para garantizar que los motores en las ruedas se ajusten perfectamente. Sistemas críticos, como el inversor de alta potencia, y componentes, como el estator y el rotor con imanes permanentes, también se instalan en la transformación.

El sistema ofrece un par máximo de hasta 20.000 Nm, con un nivel de eficiencia del 94%.

Además, la eliminación de la caja de cambios supone que, en la nueva configuración del tren motriz totalmente eléctrico, no se consume energía al tener que pasar por los engranajes o usar un diferencial. Eso aumenta aún más la eficiencia.

Otros componentes de la transformación

El paquete de baterías de fosfato de litio-hierro (LFP) está disponible en una amplia gama de potencia para adaptarse a diferentes requisitos. Varían entre 181 kWh a 422 kWh.

También la renovación contempla: la integración de los sistemas de módulos de control de la carrocería y el administrador de energía del vehículo de Saietta; la unidad de distribución de energía de alto voltaje de la compañía; un sistema de gestión de la batería y un sistema de gestión térmica de la batería; inversores de alto voltaje; y auxiliares como compresores de aire y el sistema de dirección asistida, actualizado para el sistema eléctrico.

Igualmente, el equipo de RetroMotion instala una ECU de comunicación de carga, un sistema de carga y una toma de carga CCS.

Asimismo, han diseñado una nueva unidad de visualización, de cara a que el conductor reciba la información del funcionamiento eléctrico. Proporciona datos relacionados con el tren motriz, incluido el estado de la batería en tiempo real. La unidad de visualización del conductor está disponible en tres tamaños: pantallas de 5, 7 o 10 pulgadas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here