Según estimaciones de AEDIVE y PONS Seguridad Vial en base a los datos del INE, habilitar el permiso B1 en España daría la posibilidad de un primer acceso a la movilidad eléctrica a cerca de 1 millón de personas cada año.

El B1 es un permiso de conducir que habilita a personas mayores de 16 años a conducir cuadriciclos y quads a una velocidad no superior a 60 km/h.

Este carnet de conducir es una realidad en muchos países europeos, como Portugal, Italia, Francia y Reino Unido. Hasta 2013, el B1 estaba incluido en el B; es decir, aquellos que conseguían el permiso tipo B recibían automáticamente el B1. Ese año, en Europa se decidió hacer un cambio y separarlos; quedaba entonces a decisión independiente de los estados miembros la decisión de crear una prueba específica para el permiso B1.

En España la decisión fue no hacerlo. Es por eso que el B1 no es un permiso de conducir que se pueda conseguir en nuestro país. Ahora bien, si tu permiso físico (la tarjeta) es posterior a 2013, verás que sí aparece en el listado, justo encima del B. Esto es porque el formato es idéntico en toda la Unión Europea y, como ya hemos explicado el B1 sí está reconocido en muchos estados miembros.

AEDIVE y la PONS Seguridad Vial piden que se habilite el B1 en España

La consultora especializada en estrategia y política pública para una movilidad segura, PONS Seguridad Vial, y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, AEDIVE, proponen la implantación de esta nueva categoría de permiso de conducción en España.

Puesto que este permiso permitiría según PONS Seguridad Vial “un acceso racional y escalonado a la conducción de automóviles, y una alternativa de movilidad más segura a los medios de transporte tradicionales”, entre las ventajas de la creación del permiso B1 destaca el incremento de la seguridad vial.

“Otra de las ventajas del permiso B1 es que el cuatriciclo L7 comparte elementos de seguridad con los vehículos de categoría M, el vehículo convencional para el transporte de personas”, explican ambas compañías en un comunicado

Asimismo, según PONS Seguridad Vial y AEDIVE, estos vehículos presentan un elemento fundamental para la seguridad del que no disponen los cuatriciclos de la categoría L6, como es la disposición de estructuras de protección en caso de vuelco (ROPS).

Vehículos sostenibles

La mayoría de los cuatriciclos pesados (L7) son eléctricos, por lo que cumplen los estándares de emisiones europeos y la implantación del permiso B1 sería la mejor alternativa para cumplir los objetivos del Acuerdo de Paris con el objetivo de mitigar el cambio climático.

Este punto es muy importante ya que para el período 2020-2024, el Reglamento (UE) 2019/631 confirma los objetivos de emisiones de CO2 del parque de vehículos de la Unión para los coches en 95 g de CO2/km.

Para el director general de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, el permiso de conducir B1 ofrecería ventajas importantes para la movilidad eléctrica en España “porque permitirá llegar a un público joven que el día de mañana formará parte del tráfico y habrá podido superar las barreras del desconocimiento actuales en torno al vehículo eléctrico”.

“Asimismo, permitirá que se desarrollen modelos de negocio basados en la movilidad eléctrica compartida que ofrezcan vehículos más seguros y confortables a un público joven que actualmente solo puede acceder al carné de motos A1, y por último favorecerá el desarrollo industrial basado en esta tipología de vehículos por parte de empresas españolas que buscan desarrollar factorías para producirlos en nuestro país, mejorando la competitividad y el empleo en el sector de la automoción”, apunta Pérez de Lucía.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here