Grupo PSA

La planta de Vigo del Grupo PSA realizará el montaje de las baterías de ion-litio que usarán los nuevos vehículos eléctricos e híbridos enchufables que la multinacional automovilística francesa producirá en Europa.

El montaje de las baterías de ion-litio de los nuevos modelos del Grupo PSA en Balaídos fue confirmado por su Director Industrial y vicepresidente ejecutivo, Yann Vincent, tras conocerse que en los próximos dos años el consorcio lanzará quince modelos con estos nuevos sistemas de propulsión, con el objetivo de que todas las gamas de vehículos Citroën, Peugeot, DS y Opel estén totalmente electrificadas en el horizonte de 2025.

Vigo cuenta desde 2013 con el único taller de ensamblaje de baterías de ion-litio del Grupo PSA, con 850 metros cuadrados de instalación distribuidos en tres áreas: montaje, logística y control de calidad. La nave se puso en marcha para dar servicio a la versión eléctrica de la segunda generación de las furgonetas Berlingo-Partner, con una producción diaria actual de alrededor de diez unidades. Allí se integran los distintos módulos y sistemas de las baterías que se importan desde Japón, para más tarde, en Montaje, realizar la preparación de los órganos mecánicos (motor, ejes, baterías y otros elementos), que se hace en un taller auxiliar comunicado con la línea principal.

Los planes que tiene el Grupo PSA para la factoría de Vigo son que no realice solo el montaje de baterías para sus propios vehículos, sino para todos los que se van a fabricar en el conjunto de plantas del grupo en Europa, por lo menos en su primera fase. La multinacional que preside Carlos Tavares ya tiene previsto replicar el taller de baterías de Balaídos en el centro eslovaco de Trnava, y, a medio plazo, en otras fábricas terminales. “Las baterías se montarán inicialmente en España, en nuestra fábrica de Vigo, que ya ensambla la batería de la versión eléctrica del Berlingo; luego en la República Checa, en Trnava. Pero a medida que crezca nuestro volumen de ventas, integraremos este conjunto lo más cerca posible de los puntos de consumo, es decir, las fábricas de terminales”, según Yann Vincent.

Fuentes de PSA explican que Balaídos aún no ha empezado a exportar baterías a otras plantas, pero que lo hará en cuanto se inicie la producción de los nuevos eléctricos e híbridos enchufables. El grupo anunció hace unas semanas que todos los modelos que salgan al mercado a partir de ahora tendrán su versión 100% eléctrica o híbrida enchufable, lo que afectará a quince siluetas en los próximos dos años. En concreto, serán ocho híbridos recargables (entre ellos, el DS 7 Crossback E-Tense 4×4, los Peugeot 3008, 508 y 508 SW, el Citroën C5 Aircross y el Opel/Vauxhall Grandland X) y siete eléctricos cero emisiones, como el DS 3 Crossback E-Tense, el Opel Corsa y el Peugeot 2008 (proyecto V20).

La experiencia del Grupo PSA en Balaídos

Ya en 2013, y después de un desarrollo conjunto con la multinacional japonesa Mitsubishi, PSA-Vigo lanzó la versión eléctrica de los actuales Berlingo y Partner, convirtiéndose de esta forma en la primera y única fábrica del grupo francés en producir en serie coches eléctricos (el resto de modelos de la gama eléctrica se producían en Japón). Estos vehículos comerciales ya ofrecían una autonomía de 170 kilómetros y dos modos de recarga, uno rápido (380 V), con un tiempo máximo de 30 minutos para una carga al 80%, y otro normal (230 V), con un tiempo máximo de 8 horas.

Ahora se sumarán a ellos las nuevas furgonetas K9 (Citroën Berlingo, Peugeot Rifter-Partner y Opel Combo), que tendrán versión eléctrica, aunque el grupo matizó recientemente que esa conversión está en estudio y que la oferta eléctrica se reduce por ahora a la generación anterior, y al todocamino V20. Estos nuevos modelos ya contarán con unas prestaciones y autonomía muy superiores (300 kilómetros).

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here