cargador para coche eléctrico

El cambio climático es, sin duda, una de las grandes cuestiones de nuestro siglo. Es por ello que cada vez hay más personas concienciadas con el medio ambiente y con la movilidad sostenible, lo que se traduce en más usuarios de coches eléctricos.

A la hora de comprar un vehículo de este tipo es importante conocer las ventajas de instalar un cargador para coche eléctrico en el garaje, ya sea privado o comunitario, así como los pasos que debemos llevar a cabo para la correcta instalación del mismo.

Ventajas de instalar un cargador para coche eléctrico en casa

Entre los principales motivos para instalar un cargador para coche eléctrico en nuestra plaza de garaje figura, en primer lugar, que es algo muy necesario si decidimos comprar un vehículo eléctrico, ya que las cargas en puntos públicos son algo esporádico para el usuario de estos vehículos, como por ejemplo en un viaje.

Además, disponer de un punto de recarga en casa es más cómodo y nos hace ahorrar en el precio de las recargas.

Por último, las ayudas gubernamentales a la compra de vehículos eléctricos como las contempladas en el plan Moves II incluyen a los puntos de recarga como objetos subvencionables. La cuantía de estas ayudas es de entre el 30% y el 40% de los costes subvencionables. Del mismo modo, los fabricantes de cargadores también ofrecen descuentos.

Pasos para instalar un cargador para coche eléctrico

Si ya dispones de un coche eléctrico o estás pensando en adquirir uno próximamente y te gustaría conocer todas las opciones para instalar un cargador para coche eléctrico en tu hogar, Cargacar, especialistas en instalación de puntos de recarga, te cuenta las diferentes opciones.

En caso de que queramos instalar un punto de carga en un garaje comunitario, al ser un espacio compartido, lo primero es informar a la comunidad de vecinos. Debes hacerlo por escrito (de manera oficial, con fecha y sello), para que quede constancia, pero no es necesario someterlo a votación.

Tipos de cargadores y potencia

En cuanto a los tipos de cargadores, podemos optar por cargadores de pared, conocidos como “wallbox” o cargar nuestro vehículo con un enchufe doméstico. Esta última opción significará un tiempo de carga muy elevado. Por ello, si tenemos la necesidad de cargar un vehículo eléctrico en nuestra plaza de garaje, la mejor opción es instalar un punto de carga de tipo “wallbox”.

La potencia de los cargadores variará dependiendo de la instalación eléctrica. Así, se realizará una carga lenta de hasta 3,6kW si utilizamos un enchufe doméstico de tipo Schuko en instalaciones domésticas de 16A, pero no contaremos con la protección que nos ofrece un punto de carga tipo “wallbox”. Por otro lado, la carga normal se realiza desde 16A y 3,6kW hasta los 32A y 7,4kW. Esta último tipo de carga es el más frecuente entre los usuarios de vehículo eléctrico, mientras que la carga rápida se utiliza de forma muy esporádica o como emergencia.

Es importante dejar claro que para llevar a cabo este tipo de instalaciones es necesario contar con instaladores oficiales.

El precio medio de instalación de un cargador para coche eléctrico en comunidades de vecinos está sobre 1.200€ más IVA, mientras que para viviendas unifamiliares está en 850 euros más IVA.

Por último, si queremos instalar un punto de carga en garaje privado, a toda la información anterior debemos sumar la potencia de suministro eléctrico que debemos contratar. Lo más frecuente es que, al cargar el coche por la noche, no estemos haciendo un gran consumo de electricidad en casa. Por ello, la potencia que tenemos contratada debería valer para cargar nuestro coche y no exceder en el consumo. Aun así, muchos cargadores tienen la opción de modular de formar automática según el consumo automático de la vivienda.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here