Las etiquetas medioambientales sólo valoran la tecnología del motor del coche y no sus emisiones contaminantes, ni su uso real. Eso dice la OCU. Por ello han lanzado la campaña #NoCuela, una iniciativa para desmentir informaciones falsas relacionadas con consumo.

El estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) explica que hay vehículos sin distintivos Eco o Cero Emisiones que contaminan menos que otros que los tienen.

Consideran que el sistema de etiquetas es un avance, sobre todo por las ventajas que conllevan dichas etiquetas. Como ejemplo, porque ayudan a los usuarios  a adquirir vehículos de tecnologías limpias para entrar en grandes ciudades. Tal es el caso de los vehículos eléctricos e híbridos.

Sin embargo, se quejan del alto precio de los vehículos ecológicos, que perjudica a  consumidores con menor poder adquisitivo. Además, con respecto a emisiones, consideran injustas las etiquetas por otras razones:

Los nuevos motores de gasolina de vehículos de pequeña potencia contaminan igual o menos que muchos híbridos de alta potencia. Sin embargo, estos últimos cuentan con una etiqueta Eco y los utilitarios no, a pesar de su reducida contaminación.

La mayoría de los modelos de gasolina, incluso, contaminan menos que los híbrido-enchufables de gran cilindrada, cuando agotan su batería. Explican que ocurre también con los de vehículos de gas (GLP o GNC). Una vez en la carretera no existe forma de comprobar si están usando esta tecnología o el motor de combustión.

La OCU pide más ayudas a la compra

La asociación argumenta que el coche eléctrico, el vehículo menos contaminante, está experimentando una sensible disminución de su precio. Eso, unido a su menor coste de mantenimiento y al bajo coste de la electricidad con tarifa nocturna, impulsa el que ya salga a cuenta a largo plazo.

No obstante, argumentan que su precio de venta sigue siendo elevado. Indican que un híbrido-enchufable cuesta 2.000 euros más. 10.000 euros más que un híbrido no enchufable. 12.500 euros más que un modelo con motor de gasolina equivalente.

La iniciativa de la OCU #NoCuela
La iniciativa de la OCU #NoCuela pretende “desmentir informaciones falsas relacionadas con consumo”

Entonces, se preguntan ¿por qué hay tan pocas ayudas a la compra? La realidad es que las ayudas que ha habido hasta ahora se han agotado en unos días. Y aunque el 16 de febrero el Gobierno anunció un nuevo plan de ayuda, MOVES, nadie sabe lo que durará. Puede que sea como en anteriores ocasiones, aunque la OCU espera que la cuantía dure varios meses.

Hay muchos conductores que no pueden acceder a las grandes urbes por no poder comprar un coche con tecnología limpia. Además, su alto coste, la incertidumbre sobre qué tecnología se impondrá y cuánto van a mejorar, está aplazando la compra. Eso hace que los viejos coches no se sustituyan, lo que prolonga el problema de la contaminación.

Iniciativa #NoCuela

En vista de todo lo expuesto, la OCU ha lanzado la iniciativa #NoCuela. Con ella pretenden desmentir informaciones falsas relacionadas con consumo. A través del hashtag #NoCuela y del correo electrónico nocuela@ocu.org, invitan a los consumidores a colaborar. El objetivo es difundir los mensajes desmitificados o solicitar la investigación de cualquier información dudosa.

No cierres esta noticia sin echar un vistazo a nuestra Guía de Coches Eléctricos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here