El Bicisharing eléctrico en Barcelona

0
415

 Bicing, el sistema de bicicleta compartida de Barcelona, arrancará en diciembre un proyecto piloto con 300 bicicletas eléctricas, que intenta combatir el mal común de estos servicios: la acumulación de bicicletas en la parte baja de la ciudad.

Unos de los problemas mayores que conlleva un sistema de alquiler de bicicletas convencionales es que las estaciones de anclaje de la parte baja de la ciudad acumulan muchas bicicletas, mientras que las de la parte alta se quedan completamente vacías. Este problema lo sufren los usuarios que ven desesperadamente como no queda sitio para dejar las bicicletas en esas estaciones lo que hace que se planteen utilizar este servicio. El traslado de esas bicicletas obliga a un constante movimiento de camionetas transportándolas de un lugar a otro.

Este problema lo sufre el veterano Bicing, el bicisharing de Barcelona, que se inauguró allá por marzo de 2007 y que está gestionado por la empresa Clear Channel. A partir de  diciembre arrancará la prueba piloto que se realizará en dos fases, la segunda en enero de2015, durará hasta 2017 y será ampliable en función de la demanda. Se incorporarán a la actual flota de bicicletas convencionales 300 nuevas bicicletas eléctricas, 150 inicialmente, para las que se instalarán 40 estaciones de recarga (la mitad al inicio del proyecto) en parkings públicos y privados y cinco más en superficie en lugares en los que, por su cercanía con edificios administrativos, ya cuentan con vigilancia.

bicing bicicleta eléctrica barcelona

Estas nuevas bicicletas, cuyo coste para el Ayuntamiento ronda los 1.600 euros, podrán ser utilizadas por un número limitado de abonados que rondará entre los 7.000 y los 8.000. El peso de las bicicletas es de 25 kilogramos, la velocidad máxima con apoyo eléctrico será de 25 km/h y la batería tendrá una vida útil de 20.000 kilómetros.  Para ello a los 44 euros del  abono anual, se deberá sumar un abono extra de 14 euros, además de los 0,45 euros por viaje y 0,80 euros por cada media hora de utilización. El coste total del servicio será de 5 millones de euros de los que 650.000 serán recuperados con los pagos de los usuarios.

Recordamos que hace unas semanas se inauguró en Madrid BiciMad, un sistema de bicisharing integrado únicamente por bicicletas eléctricas y que, tras un arranque dubitativo con múltiples problemas, parece que, poco a poco, va logrando un funcionando correctamente.

Fuente: 20 minutos

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here