hidrógeno

Ambos lucen la etiqueta medioambiental Cero Emisiones de la DGT porque circulan de forma permanente sin emitir ni un solo gramo de dióxido de carbono. Pero para conocer la huella medioambiental real de un vehículo hay que tener en cuenta cómo se produce la electricidad con la que recargan sus baterías. Respondemos a la pregunta: coche eléctrico o de hidrógeno, ¿cuál es más ecológico?

“Para ser verdaderamente sostenibles, tanto los vehículos eléctricos de batería como los de pila de combustible deben usar energías limpias”, explican los expertos en movilidad sostenible de la organización de consumidores OCU.

La “clave” está en cómo se produce la electricidad que usan las baterías o el hidrógeno que consume la pila. Eso es lo que determina qué tipo de vehículo contamina más.

Advertisement

En ambos casos se puede producir de distintas fuentes más o menos contaminantes.

  • Electricidad verde: la que se produce a partir de fuentes renovables, como la hidráulica, la eólica o la solar. Aunque la Unión Europea ha incluido la energía nuclear como energía sin emisiones durante el periodo de transición, sí provoca residuos muy contaminantes.
  • Hidrógeno verde: se produce a partir del agua (H2O), usando electricidad limpia para provocar el proceso de electrólisis que separa el hidrógeno.

No hay, por tanto una respuesta rotunda sino que la sostenibilidad de un vehículo eléctrico de batería o uno de hidrógeno dependerá de la fuente de alimentación.

La Fundación Hidrógeno Aragón ha recibido el NEXO en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca.

Ventajas e inconvenientes de los coches de hidrógeno

Un automóvil de pila de combustible podría ser una alternativa a los automóviles eléctricos, con la ventaja de que repostar hidrógeno puede ser igual de rápido que echar gasolina. Pero también tienen inconvenientes.

Algunas ventajas de los coches eléctricos:

  • No contaminan cuando circulan (sí contamina la producción de hidrógeno).
  • Etiqueta 0 emisiones, que permite acceder a las Zonas de Bajas Emisiones de las ciudades y ofrecen ventajas fiscales.
  • El repostaje es rápido.

Aun así, sigue habiendo inconvenientes insalvables:

  • Casi no hay puntos de repostaje
  • El precio del combustible es caro
  • Hay pocos modelos a la venta y, además, son coches con precios muy altos

“En resumen, las ventajas son obvias, pero los inconvenientes son mayores, de momento”, resumen desde la organización de consumidores.

“Habrá que esperar todavía algún tiempo para que los coches de pila de combustible se conviertan en una opción popular”, añaden.

-

1 COMENTARIO

  1. Sorprende no haber leído en ningún punto del artículo la mayor diferencia entre los vehículos a batería y los de hidrógeno, que es la tremenda diferencia en términos de eficiencia (https://insideevs.com/news/332584/efficiency-compared-battery-electric-73-hydrogen-22-ice-13/ ), que es tal que con la misma cantidad de energía renovable necesaria para mover un vehículo de hidrógeno, puedes mover 3,3 vehículos 100% eléctricos a batería. O sea, que para descarbonizar el parque de vehículos se necesitaría construir más que el triple de parques eólicos, solares etc si se opta por el hidrógeno, que si se hace por los eléctricos puros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí