Se presenta el motosharing de Muving en Madrid con 135 motos

El motosharing de Muving en Madrid arranca el servicio con 135 motos eléctricas que se podrán alquilar aun precio de 18 céntimos de euro por minuto. Según avance el año se irán aumentando el número de motocicletas y se incorporarán ciclomotores.

Nuevo servicio de motosharing y nueva sede

Tal y como os contábamos hace unos días la campaña actual de expansión de Muving finaliza con su llegada a la capital de España. Ayer por la mañana su CEO Horacio Pérez Perdigó, ante los medios de comunicación, dio por inaugurado el servicio en Madrid, donde despliega la mayor de sus flotas hasta ahora: 135 motos eléctricas. En total, entre Cádiz, Málaga, Barcelona, Sevilla y Madrid la flota alcanza las 300 motos, aunque según su CEO el acuerdo estratégico alcanzado con Torrot y Gas Gas, suministradores de las motos, las necesidades de Muving se encuentra en el umbral de las 2.000 motos al año.

La inversión realizada por la empresa ha sido hasta ahora de un millón de euros a los que se sumarán otros 3,5 millones en próximas ampliaciones. La empresa, cien por cien española, prevé empezar sus operaciones en el mercado internacional en el primer semestre de 2018.

La presentación se realizó desde la nueva sede de la empresa en Madrid, donde trabajarán 20 de los 40 empleados que ya forman parte de la compañía.

Horacio Pérez Perdigó, CEO de Muving, en la presentacion de Madrid
Horacio Pérez Perdigó, CEO de Muving, en la presentacion de Madrid

Las motos y los ciclomotores de Muving en Madrid

Las motos son de fabricación totalmente española y, como decíamos proceden de la fábrica que Torrot y  Gas-Gas tienen en Salt (Lleida).

Motos y ciclomotores en la flota de Madrid

Están homologadas como motocicletas (L3 -125 cc)  y pueden conducirse con un carnet de coche y dos años de antigüedad o un carnet de moto. También están disponibles algunos ciclomotores (certificación L1-50 cc), aunque según, confesó su CEO, creen que es mejor desplegar la flota con motos que con ciclomotores. La posibilidad de alquilar un tipo u otro depende del tipo de carnet que se presente en el alta. El usuario solo podrá ver las motos que pueda conducir. Si son ambos tipos podrá distinguirlas para que elija cual alquilar.

Las motos están conectadas con el centro de gestión mediante geolocalización y gracias a los 40 sensores que incorporan se puede saber en cada momento su estado. Las baterías son  extraíbles (dos baterías) y tienen una autonomía de 60 kilómetros. Cuando las motos tienen menos del 30% de batería desaparecen de la aplicación y pasa a manos del servicio de mantenimiento para que le cambien la batería. Su velocidad máxima es de 70 km/h. Actualmente las motos están limitadas electrónicamente para impedir accidentes en una fase inicial. Esta restricción se irá eliminando según evolucione el servicio.

Las motos no incorporan ABS pero sí frenada combinada que activa los dos frenos al pulsar la maneta derecha lo que redunda en una mayor seguridad para el conductor.


Galería de fotografías

Como funciona Muving en Madrid

Área de utilización del motosharing de Muving en Madrid
Área de utilización del motosharing de Muving en Madrid

La moto Muving se conduce sin llaves. Se accede a ella mediante el teléfono móvil y la aplicación para Android e iOS gratuita. El alta, también gratuita, se puede hacer a través de ella o en su web (www.muving.com). Se realiza totalmente on line, siendo necesario aportar los datos personales del usuario, una foto del DNI y del documento de conducir, así como introducir los datos de la tarjeta de crédito para futuros cargos por el uso por minutos de los vehículos.

El precio de tarificación es de 18 céntimos por minuto. Con la promoción de alta, que durará 30 días se regalan 15 minutos de conducción y un código que regala otros 15 minutos adicionales si se cede a un amigo y a su vez se da de alta, recibiendo también el amigo 15 minutos gratis.

El horario es de 24 horas al día y 365 días al año. Para usar Muving hay que iniciar sesión en la App y buscar la moto más cercana, ya que se encuentran todas geolocalizadas. Al seleccionar una se informa al usuario sobre su carga de batería y su posición. A partir de ahí se puede reservar la moto durante 15 minutos de forma gratuita, durante los cuales no podrán verla el resto de los usuarios. Al llegar la moto se desbloquea el cajón y  se le pregunta al usuario si está limpia y si tiene desperfectos. Se arranca a través del propio móvil del usuario pudiendo acceder al baúl  donde se encuentra un casco acompañado de varias protecciones higiénicas. En breve se dispondrán dos cascos por moto. Aunque está permitida la circulación fuera de la zona de cobertura la finalización del alquiler debe hacerse dentro de ella. Actualmente la zona limitada, marcada en la app, es el interior de la M30, a excepción de algunas áreas más complicadas para el acceso del mantenimiento puesto que este también se realiza con vehículos eléctricos.

Al llegar al destino, se abre el baúl, se deposita el caso y se pulsa en el App el botón ‘fin del servicio’. Automáticamente los minutos que se haya circulado con la moto se cargan en la tarjeta de crédito del usuario.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here