Prueba del Mercedes Clase B 250e

Lo modos de conducción y el sistema de recuperación de energía destacan en este monovolumen eléctrico

0
2568

El Mercedes Clase B250e es el primer coche totalmente eléctrico de Mercedes, una variante del monovolumen de pequeño tamaño que incorpora una de las baterías de mayor capacidad del mercado.

El Mercedes Clase B ha sido, hasta la llegada de las actualizaciones del Nissan Leaf y el BMW i3, el coche eléctrico con mayor batería de los que se venden en nuestro país, dejando aparte el Tesla Model S, cuya adquisición en España conlleva un proceso especialmente particular. Esta batería homologa según Mercedes 200 kilómetros de autonomía que, en condiciones favorables, y recorridos sobre todo urbanos no es difícil conseguir.

MERCEDES CLASE B 250e-EXTERIOR

Exterior e Interior

Amplitud interior a cambio de algo de sobrepeso

Montado sobre la plataforma de Clase B de combustión su aspecto exterior e interior es casi idéntico a este. Algunos cromados, los tonos azules, la tapa para la recarga y  los faldones frontales,  traseros y laterales son los únicos que lo delatan. Mide 4.358 mm de largo, 1.812 de ancho y 1.599 de alto, lo que da a entender que es un coche grande y cuyo mayor hándicap en el diseño es su peso y, quizás, su aerodinámica.

A cambio el interior es amplio y cómodo, con espacio suficiente para las piernas en los asientos traseros, fila en la que, en comparación con otros monovolúmenes pequeños, se echa de menos una configuración de tres asientos en banquetas independientes.

Características mecánicas

179 CV, 340 Nm de par motor y 200 kilómetros de autonomía homologados

El tren de potencia del Mercedes Clase B eléctrico ha sido desarrollado conjuntamente con Tesla Motors,  la empresa fabricante del Tesla Model S, con el que comparte algunos componentes. El motor eléctrico alcanza una potencia de 132 kW (179 CV) que, desde parado, ofrece un par motor de 340 Nm que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 7, 9 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h.

El “Magic Space” o “Space Energy”, ubicado bajo el asiento trasero, es el encargado de albergar parte los sistemas eléctricos lo que se traduce en que el habitáculo no pierde espacio e incluso el maletero tiene 4 cm más de altura que el resto de la gama. La batería de iones de litio está ubicada aquí. El cargador embarcado de hasta 11 kW (en corriente trifásica) permite recargar toda su capacidad en tan solo una  hora y media. La capacidad “oficial” es de 28 kWh y le otorga una autonomía de 200 kilómetros. Su capacidad real es de 36 kWh. Existe la opción de utilizar hasta 33,5 kWh de su capacidad (un 93% de la batería) mediante un equipamiento opcional que se puede elegir a parte y que se denomina RANGE PLUS. La autonomía homologada sin esta opción es de 200 kilómetros.

Ubicación de la batería y la electrónica del Mercedes Clase B 250e
Ubicación de la batería y la electrónica del Mercedes Clase B 250e

Sensaciones y modos de conducción

Tres modos de conducción y cuatro opciones para la recuperación de energía

Cuenta con varios modos de conducción que van desde un modo deportivo en el que prima la potencia a un modo económico en el que se da mayor importancia a la autonomía y que se denominan S, E y E+ respectivamente.

La posición alta de conducción y la facilidad para lograr una buena posición al volante gracias a las regulaciones de asientos y volante nos han permitido disfrutar de la conducción eléctrica aun más que en otros modelos. Su motor de 179 CV empuja con fuerza cuando es necesario sobre todo si se mantiene en el modo de conducción S.

En el modo E+ (Economy Plus), se reduce considerablemente la potencia hasta los 100 CV y se modifica el tacto del pedal, que parece volverse algo perezoso al apretarlo con fuerza. La velocidad máxima es de 110 km/h aunque en caso de necesidad se puede disponer de la potencia completa mediante un kick-down, un interruptor situado al final del recorrido del acelerador y que se activa al pisar este enérgicamente que devuelve al coche toda su potencia en caso de necesidad.

En el modo E (Economy) la potencia se limita a 133 CV y por último en el modo S (Sport) la potencia máxima y el par están disponible desde cero.

En Mercedes Clase B 250e cuenta con uno de los sistemas de regeneración mejor concebido de todos los que hemos probado hasta ahora en los diferentes coches eléctricos. Unidas al volante incorpora dos levas para subir y bajar la potencia de regeneración de energía procedente de la frenada con lo que en función de la posición seleccionada al levantar el pie del acelerador el coche frenará más o menos. Se puede elegir entre un modo automático o las posiciones D- D o D+.

Pantalla de información del Mercedes Clase B250e
Pantalla de información del Mercedes Clase B250e

En el modo automático, en función de la velocidad, la inclinación de la carretera, la proximidad del coche delantero que detecta el sistema de prevención de accidentes, la información de las señales de tráfico (si dispone de este sistema) es el coche es él quien elige la regeneración. Personalmente no me ha gustado puesto que en casi todas las circunstancias la regeneración era demasiada y el coche frenaba antes de tiempo. Hay que tener en cuenta que este sistema utiliza para la predicción de la frenada información del gps del que nuestra unidad de prueba no disponía.

Sin embargo usando las levas del volante e intercambiando entre las posiciones D- (mayor regeneración), D (mínima regeneración) y D+ (ninguna regeneración) resulta muy fácil detener el coche en los semáforos sin utilizar el freno (con las posiciones D- y D) y hacer rodar el coche a vela por carretera, sin apenas perder velocidad (con la posición D+). Mercedes no se ha complicado la vida con una gran cantidad de posiciones de regeneración y sin embargo ha logrado una gran funcionalidad.

Consumos y recarga en la red eléctrica

Hemos realizado varios recorridos diferentes con el Mercedes Clase B250e con el fin de ofrecer los consumos en diferentes escenarios:

  • Recorrido habitual: 16,7 kWh/100 km
  • Recorrido por ciudad: 14,1 kWh/100km
  • Recorrido por autovía: 15,7 kWh/100km
  • Recorrido mixto: 16,1 kWh/100 km

De estos datos podemos deducir que el consumo medio ronda los 16-17 kWh/100 km siempre que se hagan recorridos mixtos con mayor porcentaje de tramos urbanos que de carretera. A diferentes velocidades estos son los consumos medios (en tramos llanos)

  • 100 km/h: 16-18 kWh/100 km
  • 120 km/h: 20-25 kWh/100 km
  • 80 km/h: 12-13 kWh/100 km

En esta tabla se detallan los consumos de cada uno de los recorridos:

Tabla de consumos Mercedes Clase B250e
Tabla de consumos Mercedes Clase B250e

Y en esta otra las autonomías previstas en cada uno de los escenarios comparadas con el resto de eléctricos del mercado

Tabla de autonomías comparadas de los coches eléctricos del mercado español
Tabla de autonomías comparadas de los coches eléctricos del mercado español

Enlace al perfil y explicación del recorrido habitual

Enlace a la tabla de consumos comparada de todos los turismos eléctricos

Recarga en trifásica y ausencia de carga rápida

Para recargar la batería Mercedes incluye en el equipamiento de serie del Clase B250e dos cables de recarga. El primero para carga en modo 2 con conector schuko en la pared y tipo 2 (Mennekes) en el coche que permite recargar a una potencia máxima de 3 kW (13A-230V) con el que el tiempo estimado de carga del 20 al 100% de la batería es de 12 horas.

Además incluye in cable para recarga en modo 3 con conectores tipo 2 (Mennekes) a ambos lados  con el que se puede recargar hasta a 3,7 kW en monofásica (16A-230V). Con él la recarga del 20 al 100% se estima en unas 9 horas y a 11 kW en trifásica (16A-400V) con el que se logra la recarga del 20 al 100 % en 2,4 horas.

Calbes de recarga de serie del Merceds Clase B250e
Calbes de recarga de serie del Merceds Clase B250e

La opción de equipamiento Range Plus, permite recargar la batería desde los 25 kWh a los 33, 6 kWh  (un 93% de los 36 kWh totales), con los que se logran aproximadamente 30 kilómetros adicionales de autonomía. Mercedes aconseja no realizar esta operación salvo que sea necesario para recorridos más largos puesto que se está utilizando el margen de seguridad de la batería que se utiliza para aumentar su vida útil.

Echamos de menos la implementación de un sistema de carga rápida con corriente continua (estándar Combo) para poder recargar la batería en aproximadamente media hora. La capacidad de la batería de este coche puede permitirle alcanzar distancias más allá de la ciudad, a zonas urbanas y periurbanas donde la carga rápida sería de gran ayuda para los desplazamientos.

La batería utiliza un sistema de climatización para que funcione a la temperatura adecuada sean cuales sean las condiciones exteriores. El climatizador del habitáculo utiliza un calefactor eléctrico con resistencia eléctrica y aire acondicionado.

Precios y equipamiento

El precio de partida del Mercedes Clase B 250 e es de 43.425 €, que no incluye la opción RANGE PLUS y además no da derecho a la obtención de las ayudas del Plan Movea, según están estipuladas en el momento de la realización de esta prueba puesto que su límite es de 32.000€ antes de impuestos.

Para obtener el precio actualizado del vehículo en cada momento recomendamos acceder al configurador de la página web de Mercedes-Benz, en este enlace

Precios de turismos eléctricos e híbridos enchufables


Galería de fotografías

Conclusiones

Ventajas

Habitabilidad

Batería de gran capacidad

Sistema de recuperación de energía manual y automático

Inconvenientes

No dispone de carga rápida

Peso y aerodinámica

Precio

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here