Un informe elaborado por la Federación Transport&Enviroment afirma que solo uno de cada 10 autobuses en Europa es eléctrico. Las barreras para llevar a cabo la electrificación de las flotas de autobuses en Europa son el precio (es el doble que el de un bus de diésel) y la falta de apoyo político

Solo uno de cada diez autobuses vendido en la Unión Europa es eléctrico, a pesar de los problemas de contaminación que sufren el 95% de las áreas urbanas del Viejo Continente, según la federación Transport & Enviroment (T&E).

En su último comunicado, al T&E ha destacado que las ventas de autobuses cien por cien eléctricos no superan el 10% del total de matriculaciones de autocares en la UE, a pesar de que son “más competitivos” que los propulsados por diésel si se miden ambos por costos de contaminación del aire y ruido.

Además de la competitividad, el informe de la T&E enumera otros beneficios que reporta cambiar los autobuses de combustión por los eléctricos. En concreto, aporta dos argumentos más:

  • los costes total de propiedad (TCO, por sus siglas en inglés) de los eléctricos son menores que los de gasóleo
  • los beneficios que generan en salud por la contaminación del aire y el ruido

De París a Amiens en autobús eléctrico gracias a FlixBus

El precio y la falta de apoyo político, los grandes obstáculos

La federación ha destacado que las barreras para llevar a cabo la electrificación de las flotas de autobuses en Europa son el precio (es el doble que el de un bus de diésel) y la falta de apoyo político que estimule tanto la oferta como la demanda para reducir las economías de escala.

Al respecto, ha recordado que la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo defiende que en 2025 el 50 % de los autobuses que vendan los fabricantes sean cero emisiones y que ese porcentaje llegue al 75 % en 2030.

Para el analista de transporte y movilidad eléctrica de T&E, Lucien Mathieu, los autobuses eléctricos son en estos momentos la “mejor opción en todos los aspectos”.

“No tienen emisiones de escape, son silenciosos, cómodos y económicas”, por lo que ha advertido de que, si los alcaldes y las regiones se toman en serio la lucha contra la calidad del aire y las crisis climáticas, “la única decisión racional es comprar autobuses eléctricos a partir de ahora”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here