Paloma utiliza tecnología de Alstom para la recarga rápida por suelo.
Paloma utiliza tecnología de Alstom para la recarga rápida por suelo.

Endesa, Alstom y Mansel, han un primer prototipo mundial de carga rápida por contacto en suelo para autobuses eléctricos. El proyecto se denomina  PALOMA (Prototype for Alternative Operation of Mobility Assets) e incorpora la instalación de un sistema de carga rápida e inteligente.

PALOMA incluye la adaptación de un autobús 100% eléctrico, la instalación de un sistema de carga rápida, instalado de forma soterrada en suelo urbano y de 200 kW de potencia en la parada final de la línea. Asimismo, la infraestructura eléctrica necesaria para que la carga sea inteligente y tenga el menor impacto en la red eléctrica. Dicha infraestructura consiste en un centro de transformación automatizado y equipado con tecnologías de monitorización avanzadas en media y baja tensión.

El proyecto se ha equipado para la línea L de autobuses urbanos (EMT).  Es la que da servicio a la Universidad de Málaga y recorre los distintos centros del campus de Teatinos. El sistema de carga se ha instalado junto a la Escuela de Ingenieros Industriales, así como el despliegue de la infraestructura necesaria. La propia escuela (ETSII) ha ayudado a Endesa a hacer los estudios sobre el impacto en las redes.

El proyecto ha sido desarrollado en Málaga, por Endesa, Alstom y Mansel, con la colaboración del Ayuntamiento y de la Universidad. Cuenta, además con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad. Además, ha sido cofinanciado con fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) a través del programa Innterconecta del CDTI.

Presentación Proyecto PALOMA.
Presentación Proyecto PALOMA.

Málaga, un referente mundial

La ciudad de Málaga ha pasado a ser un laboratorio de pruebas de esta tecnología, desarrollada por Alstom. Ha sido implementada a partir de sistemas de alimentación por suelo para tranvías sin catenaria. Para la puesta en marcha de este proyecto, cuentan con un autobús urbano 100% eléctrico, completamente autónomo, para cubrir su recorrido gracias a este sistema. Además, según explican, tiene muchas ventajas:

  • Permite cargar rápidamente el autobús en las paradas. Así se amplía la autonomía, eficiencia y capacidad del autobús eléctrico.
  • Se encuentra integrado en el asfalto, lo que facilita la inserción en el paisaje urbano y no impone restricciones de altura a los vehículos.
  • No tiene impacto visual, porque no requiere pantógrafo.
  • La carga se realiza por contacto, lo que aumenta la rapidez y eficiencia del sistema.
  • Es una tecnología abierta, que puede ser instalada e integrada en cualquier modelo de autobús, sin modificar la altura mínima al suelo.

Las cargas periódicas en esta parada final de línea permiten duplicar la autonomía del autobús sin modificar los tiempos de operación, dotando de mayor rentabilidad a la flota de autobuses eléctricos.

Este sistema, compatible con cualquier tipo de vehículos eléctricos, consigue reducir volumen y peso de las baterías, disminuyendo costes y manteniendo la capacidad de transporte.

Endesa y el Living Lab Smartcity Málaga

Esta experiencia se suma, asimismo, a la serie de proyectos de innovación desarrollados por Endesa en el Living Lab Smartcity Málaga. El sistema de recarga estará integrado en la red eléctrica de distribución de Endesa por medio de un centro de transformación avanzado e inteligente. La infraestructura es capaz de monitorizar en tiempo real el funcionamiento. Eso permite analizar la integración de este tipo de nuevas instalaciones de movilidad sostenible y minimizar su impacto en la red eléctrica.

Tecnología Alstom

La tecnología se basa en los sistemas APS (Alimentación Por Suelo) de Alstom, aunque con adaptaciones y desarrollos específicos para los vehículos rodados. Mientras que la tecnología APS suministra alimentación eléctrica al tranvía durante la marcha, la solución SRS carga el vehículo cuando se detiene en las estaciones.

Equipado con baterías, el autobús se recarga por contacto a través de un raíl conductor situado en tierra y por medio de zapatas colectoras montadas en la parte inferior del vehículo. La activación de este sistema se realiza mediante señales de telecomunicaciones que realizan los autobuses cuando llegan al punto de carga.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here