cargatucoche
Woman on the electric cars charge station at daytime. Brand new vehicle.

¿Te acabas de comprar o tienes en mente comprarte un coche eléctrico? Te contamos lo que no te dicen en el concesionario cuando te venden un coche o la letra pequeña de las empresas de instalación de puntos de carga.

Si te compras un coche eléctrico tienes que cargarlo. Suena lógico, ¿verdad? Pero hay muchas dudas y desinformación respecto al punto de recarga de los coches eléctricos.

Por este motivo, queremos que sepas 4 aspectos clave que debes tener en cuenta cuando instales el punto de recarga para tu coche eléctrico. Que no te tomen el pelo, no te la juegues.

4 aspectos clave para instalar un punto de recarga

1. Materiales de calidad

Parece obvio y algo que vamos a conseguir con cualquier instalación, pero debes tener precaución a la hora de elegir con el profesional que te instale el punto de carga en tu casa. Pero… ¿cómo puedes saber que los materiales son de calidad? No te preocupes, te damos unos tips:

  • Presupuesto. No podrás saber a ciencia cierta que el material es de buena calidad simplemente viendo un presupuesto caro, pero lo que sí que te advertimos es que los presupuestos muy baratos no invierten en calidad. Si ves un presupuesto de una instalación por menos de 700 €… Algo no va bien. Pide tu presupuesto en este enlace para salir de dudas.
  • Grosor del cable. Dependerá del tipo de instalación eléctrica de tu casa o de la distancia que haya del cuadro al punto de carga, pero si se trata de un cable de 6mm desconfía. Este cable es más económico, pero no permite cargar a la potencia adecuada, por lo que tardará más tiempo en cargar y deteriorará la batería del coche.
  • Sistema de rearme del punto de carga. ¿Qué pasa si saltan los automáticos de tu casa? Aparte de quedarte sin luz en tu domicilio, la carga de tu coche eléctrico se detendrá hasta que subas el automático del cuadro eléctrico del punto de recarga. Si salta durante la noche, puede que no te des cuenta y cuando vayas a trabajar te encuentres tu vehículo sin batería. El sistema de rearme, además de ser obligatorio, hará que los interruptores automáticos vuelvan a subir sin necesidad de estar pendiente de ello.

2. Instaladores cualificados

Al igual que un panadero no hará la mejor paella, un electricista convencional no tiene por qué saber instalar puntos de recarga. Es muy importante que la persona que haga la instalación esté formada en los puntos de recarga y que sepa solventar todas las posibles problemáticas e imprevistos que puedan surgir en una instalación.

Por ello, contar con una red de instaladores cualificados es esencial para seleccionar la empresa con la que hagas una instalación de un punto de recarga.

3. Legalización del punto de carga

Las sorpresas son geniales, pero si son sorpresas para bien. Seguro que no te hará ninguna gracia si hay una inspección de tu punto de carga y te das cuenta de que no tiene el proceso legal que debería.

Te puedes enfrentar a multas de hasta 3.000 €. Asegúrate de que la empresa que haga la instalación cumpla todos los requisitos y se encargue de legalizar el punto de carga.

4. Asesoramiento y gestión del plan MOVES

Pedir una subvención puede ser un auténtico quebradero de cabeza. En cada comunidad autónoma se solicita de manera diferente, hay unos fondos concretos para cada una, pueden tener requisitos diferentes…

Facilítate la vida y pide a la empresa que haga la instalación que gestione o, al menos, te ayude a solicitar la subvención.

Ya sabes, si quieres instalar un punto de recarga no te dejes llevar por el presupuesto más económico. Hay muchos otros factores que debes tener en cuenta y contar con una empresa que cumpla todos estos puntos es fundamental para pasar a la movilidad eléctrica sin ningún problema.

¿Quieres comenzar? En CargaTuCoche cumplen todos estos requisitos para tener una instalación de 10, sin sustos ni letra pequeña. Pide presupuesto y pásate al coche eléctrico.

Te puede interesar

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here