El Volkswagen Golf GTE utiliza la plataforma de la última generación del modelo más reconocido del fabricante alemán. Sus 204 CV de potencia lo sitúan como uno de las versiones más potentes de la gama.

Volkswagen ha querido entrar por la puerta grande en la tecnología híbrida enchufable incorporándola al buque insignia de la marca. Es un coche en el que tanto la potencia como el equipamiento son equivalentes a las versiones más altas de la gama. Su modo eléctrico permite muchos de los desplazamientos cortos que exige una ciudad y el sistema híbrido reduce los consumos cuando sale a la carretera.

Exterior e Interior

Tan solo las inscripciones GTE y algunos detalles en azul distinguen este coche del resto de los Golf de combustión. Sus dimensiones son las mismas que las de cualquier otro Golf: 4,27 de largo, 1,8 de ancho y 1,47 de alto, con una distancia entre ejes de 2,63 m.

El interior incorpora materiales de buena calidad, bien ensamblados y que transmiten muy buenas sensaciones, al nivel de los acabados de los equipamientos más altos de la marca.

Los asientos son cómodos y sujetan bien en las curvas. En la unidad de prueba que hemos tenido a nuestra disposición el tapizado era de cuero y las regulaciones, manuales, junto con las del volante,   permiten encontrar fácilmente una posición cómoda para la conducción.

El tablero de mandos del Golf GTE es muy completo. Lo presiden dos esferas grandes y una pantalla central de información. La esfera de la izquierda es un potenciómetro, habitual en todos los híbridos. En su interior incorpora una esfera más pequeña que es el cuentarrevoluciones del motor de gasolina, algo que se agradece y que en otros híbridos se ha eliminado, sustrayéndole  al conductor una información muy valiosa y necesaria. La otra esfera indica la velocidad y en su interior encontramos una más pequeña que indica el nivel del depósito de gasolina. Echamos de menos un indicador de la capacidad de la batería. Para conocerlo hay que recurrir a los gráficos de la pantalla del salpicadero o a la que encontramos entre las dos esferas que además incorpora multitud de informaciones: multimedia, gps, datos del ordenador, ayudas a la conducción, etc.

La información de esta pantalla se completa con la situada en el centro del salpicadero de 6,5 pulgadas y que permite acceder, además de casi todas las informaciones de la pantalla del tablero, a las configuraciones del coche.

volkswagen golf gte interior
Consola central del Volkswagen Golf GTE

El Golf GTE es uno de los coches tanto eléctricos como híbridos enchufables que mayor información ofrece al conductor. Destacamos sobre todo las del consumo, puesto que incorpora 3 cálculos diferentes: “desde la salida”, “total”, “desde el repostaje”. En cada uno  de ellos disponemos del consumo medio, tanto de energía como de gasolina, de la velocidad media y de las distancias. Además incorpora indicador de consumo instantáneo tanto en kWh/100 (energía) como en l/100 (gasolina). Ambos, con el motor parado, pasan a ofrecer los datos en kWh/h y a l/h.

Características mecánicas

Ficha técnica del Volkswagen Golf GTE

El Golf GTE monta exactamente la misma motorización que el Audi A3 Sportback e-tron. Un motor de gasolina de 150 CV (110 kW) acompañado de otro eléctrico de 75 kW (102 CV) con una  potencia total de 204 CV (150 kW). Su par motor es de 350 Nm. La velocidad máxima es de 217 km/h (130 km/h en modo eléctrico) y acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 7,6 segundos.  Solo con el motor eléctrico es capaz de acelerar de 0 a 60 km/h en 4,9. En el ciclo de homologación europeo (NEDC) su consumo homologado es de 1,5 l/100 km y 11,4 kWh/100 km, con unas  emisiones de COde 35 g/km. La batería es de 8,8 kW pesa 120 kilogramos y está garantizada por 8 años. Puede recorrer 50 kilómetros en modo eléctrico y 940 en total, también según el ciclo NEDC.

volkswagen golf gte tablero
Tablero de mandos del Volkswagen Golf GTE

La transmisión se realiza mediante un cambio automático de doble embrague DSG de 6 velocidades que se puede manejar en modo automático o en modo manual/secuencial mediante la palanca de cambio o las levas del volante. Incorpora el XDS, una tecnología que bloquea electrónicamente el diferencial y que mejora el trazado en curvas rápidas frenando la rueda delantera del interior de la curva.

Modos de conducción

Los modos de conducción se pueden seleccionar a través de los menús de la pantalla central del salpicadero o mediante dos botones directos junto a la palanca de cambios, de los que hablamos un poco más adelante, y que nos dan la posibilidad de seleccionar alternativamente dos de estos modos sin tener que acceder a los menús.

  • E-Mode, exclusivamente eléctrico
  • Hybrid Auto, que utiliza los dos motores en función de los requerimientos de potencia
  • Battery Hold, que conserva la carga de la batería para su uso posterior
  • Battery Charge, que carga la batería con el motor de gasolina

volkswagen golf gte modos

Modos de conducción del Volkswagen Golf GTE

Además podemos seleccionar el Modo GTE mediante un botón situado al lado de la palanca de cambios, que lo alterna con el modo “Battery Hold” y que transmite sensaciones más deportivas configurando el vehículo de la siguiente forma:

  • Suspensión adaptativa (DCC) se adapta continuamente la amortiguación en función de las características de la calzada y la marcha
  • Dirección: Se reduce la asistencia a la dirección aumentando su dureza. Comportamiento más ágil
  • Motor: El motor y el cambio son más dinámicos y sensibles al acelerador. Se modifican las relaciones de cambio
  • Se ajustan los sistema de ayuda: Control de crucero adaptativo, luz de curva dinámica y asistente automático del luz de carretera, protección de ocupantes proactiva
  • Frenos: se ajusta su funcionamiento para asimilarlo a una conducción más deportiva

Junto al botón GTE tenemos otro EV Mode, que alterna los modos eléctrico y, de nuevo, “Battery Hold”

volkswagen golf gte palanca de cambios
Palanca de cambios del Volkswagen Golf GTE

La palanca de cambios es la habitual de en una transmisión automática con dos posiciones: D/B (Normal / Recuperación de energía). Funciona de la siguiente forma:

Posición D: es un cambio normal de marchas. Al levantar el pie del acelerador no hay retención y el coche se mueve “a vela”. Es como poner el punto muerto, aunque en algunas ocasiones si proporciona una leve recuperación de energía. Sabemos la marcha que tenemos engranada mediante las indicaciones D1 a D6.

Moviendo la palanca hacia la derecha se puede realizar el cambio de forma manual y secuencial mediante movimiento adelante y atrás de la palanca o con las levas del volante, que también permiten corregir a marcha engranada cuando se funciona con la palanca en la posición normal.

Posición B: Retención, al que se accede con toques en la palanca hacia delante y hacia atrás. Este sistema no se puede manejar de forma manual sino que es el coche el que se encarga de gestionarlo pasando automáticamente desde la posición B5 (mínima retención) hasta la B1 (máxima retención), sin posibilidad de que sea el conductor el que la regule, ni con las levas del volante ni con el movimiento de la palanca de cambios. Requiere un poco de entrenamiento para poder evitar utilizar el freno mecánico y recuperar la mayor cantidad de energía posible durante la frenada

Conducción en modo híbrido

En el modo Hybrid Auto es el calculador del coche el que se encarga de decidir que motor, eléctrico o de gasolina, se encarga de mover las ruedas.

El modo híbrido se activa por defecto al iniciar la marcha

Mientras exista carga en la batería y circulemos a bajas velocidades con poca demanda de potencia será el motor eléctrico el que se active. Este modo es, además el que se activa por defecto al iniciar la marcha.

En recorridos urbanos el motor eléctrico será suficiente para mover el coche por lo que el de gasolina no se activará hasta que se agote la batería o cuando exijamos una punta de aceleración. Funcionando con el motor eléctrico el silencio es el habitual en estos casos y la conducción es tranquila y relajada. Cuando se busca mayor potencia, y siempre que se lleve en modo automático, el de de gasolina entra en acción. Se nota cuando se enciende y se nota cuando se apaga, pero también se nota su empuje y la potencia que es capaz de ofrecer. Como hemos dicho el cambio es automático, aunque se puede manejar de forma manual.

Al habitual buen trabajo de la caja de cambios DSG de doble embrague de Volkswagen en el que resulta casi imperceptible el cambio de marchas se une el buen tarado de la dirección y de la suspensión que ofrecen una experiencia muy buena al conductor. Esto unido al software de control que enciende y apaga los motores según convenga acelerar, mantener la velocidad o recuperar energía lo convierten en un coche muy noble y que obedece a las órdenes que se dan sobre el volante de forma casi perfecta.

El coche dispone de un modo Boost que se activa apretando a fondo el acelerador lo que activa los dos motores simultáneamente logrando la mayor aceleración posible del coche con la suma de las potencias máximas de ambos propulsores.

En este vídeo de nuestro recorrido habitual el Golf GTE se mueve en este modo.

Conducción en modo eléctrico

Si seleccionamos el modo eléctrico el sistema priorizará el uso de este motor que, mientras exista carga en la batería, y circulemos a menos de 130 km/h será el que impulse las ruedas. En este modo, en la pantalla central del tablero, si seleccionamos la información del sistema de potencia, podemos ver una línea azul que se mueve sobre una guía gris que se encarga de indicarnos la disponibilidad de potencia, mientras que la mencionada barra azul indica la que estamos usando en cada momento.

39,5 kilómetros reales de autonomía eléctrica

En este modo el silencio que rodea la marcha es total. El buen aislamiento del coche, su robustez y su peso otorgan  a la conducción de la tranquilidad y reposo propia de la mayoría de los coches eléctricos del mercado a la que se une un gran aplomo.

En este modo, con el climatizador apagado, un solo ocupante y en un recorrido íntegro por las calles de la ciudad, a una velocidad media de 15,7 km/h, con semáforos, rotondas y algún pequeño embotellamiento, logramos recorrer 39,5 kilómetros, 10 menos que lo que marca la homologación,  hasta que se agotó por completo la batería y se encendió el motor térmico.

El recorrido lo podéis ver en el siguiente vídeo:

Consumos y recarga en la red eléctrica

El Volkswagen Gol GTE se puede recargar de dos formas. De manera dinámica, con el coche en marcha, en las desaceleraciones, cuando el motor eléctrico funciona como generador y en las frenadas gracias al frenado regenerativo. Y, de manera estática, conectándolo a la red eléctrica mediante la toma que está situada en el logotipo de la calandra. Los tiempos de recarga son de entre 3,5 y 4 horas en un enchufe convencional schuko de 2,3 kW (a 10A) y dos horas y media en un wallbox a 3,6 kW (16A).

consumos volkswagen golf gte
Tabla de consumos del Volkswagen Golf GTE

Con un consumo de 4,7 l/100 km y un depósito de combustible de 40 litros la autonomía total del Golf GTE, partiendo con la batería completamente llena sería de unos 850 kilómetros.

Enlace al perfil y explicación del recorrido habitual

Enlace a la tabla de consumos comparada de todos los turismos híbridos enchufables

Carga de la batería con el motor de gasolina

Como decimos en cada uno de los híbridos enchufables que probamos, cargar la batería con el motor de combustión es energéticamente poco eficiente y económicamente muy absurdo. Aun así en caso de necesidad, esta operación se puede realizar seleccionando el modo correspondiente. En nuestro caso con un recorrido de 32 kilómetros realizado en 40 minutos la batería se cargó completamente. El gasto en este trayecto fue de 11,4 l/100 km.

Con el motor al ralentí el indicador de consumo indicaba 1,9 l/h con lo que se logra recargar 3 kWh cada hora. Esto supone que para recargar la batería, de 8,8 kWh, son necesarios 5,7 litros de gasolina que a un precio de 1,4 €/l suponen unos 7,5 € por recarga. Un precio elevado considerando que la recarga en la red con tarifa normal puede costar aproximadamente 1,5€.

Sistema de calefacción

El Volkswagen Golf GTE utiliza el mismo sistema que el Audi A3 e-tron. El aire acondicionado  funciona a través de un compresor eléctrico y por lo tanto toma la energía de la batería de alto voltaje, para que pueda seguir funcionando sin el motor de combustión, cuando circulamos sólo con baterías.

Conectividad

Una aplicación para el móvil, ‘Volkswagen Car-Net’ permite controlar el climatizador y el proceso de carga a distancia, informa de la autonomía y del estado del vehículo en general: cierre de puertas, luces, etc.  Además almacena datos del recorrido para poder ser consultados posteriormente.

Precios y equipamiento. Unidad de prueba

Descarga el catálogo del Volkswagen Golf GTE

La versión base cuesta 36.630 puede incorporar mucho equipamiento  que pueden elevar de forma importante este precio. Estas son las más importantes.

  • Airbags laterales traseros
  • Tapicería de cuero Vienna
  • Aparcamiento asistido Park Assist
  • Asistente de luz de carretera Light Assist y Dynamic Light Assist
  • Asistente de mantenimiento de carril Lane Assist
  • Asistente de salida de aparcamiento Exit Assist
  • Cámara de marcha atrás Rear View
  • Control de velocidad adaptativo ACC con Front Assist
  • Detector de vehículos en ángulo muerto
  • Reconocimiento de señales de tráfico (solo con navegación Discover Pro)
  • Regulación adaptativa del tren de rodaje DCC
  • Asiento del conductor con ajuste eléctrico (solo con cuero)
  • Asientos delanteros con calefacción
  • Cierre y arranque sin llave Keyless Access
  • Techo corredizo/deflector panorámico eléctrico
  • Se pueden elegir ocho colores diferentes y dos tapicerías, tela y cuero. Hay tres tipos diferentes de llantas de 16, 17 y 18 pulgadas:
  • Llantas de aleación 6,5 x 16 (205/55) ASTANA, sin coste
  • Llantas de aleación 7,5 x 17 (225/45) RIO DE JANEIRO, de serie
  • Llantas de aleación 7,5 x 18 (225/40) SERRON, opcionales

Precios de turismos eléctricos e híbridos enchufables


Galería de fotografías

Conclusiones

Ventajas

  • Pantallas de información en el tablero y en el salpicadero muy completas
  • Los datos que ofrece el ordenador son muy numerosos y están muy bien ordenados
  • Muy buenas capacidades dinámicas. Suspensión, dirección y motor hacen un gran trabajo. Muy buenas reacciones en carretera

Inconvenientes

  • Indicador de batería en el tablero de mandos
  • No se puede regular de forma manual el sistema de recuperación de energía (modo B de la palanca de cambios)

banner-corp728x90

No hay comentarios

Dejar respuesta