intercambio de baterías

CATL inauguró ayer de forma oficial sus servicios de intercambio de baterías EVOGO en Xiamen, provincia de Fujian, al sureste de China. El alquiler de una de las estaciones de forma mensual tiene un precio cercano a los 58 euros.

Las primeras cuatro estaciones de intercambio rápido de baterías que han comenzado a funcionar se han situado dentro del distrito de Siming, el distrito de Huli y el distrito de Haicang de Xiamen. Está previsto que la cantidad de estaciones de intercambio rápido de baterías en Xiamen aumente hasta las 30 para finales de este año. Será entonces cuando los conductores en cualquier lugar de la isla de Xiamen puedan encontrar una de esas estaciones en un radio de 3 kilómetros.

La solución de intercambio de baterías de EVOGO ofrecerá a los conductores todas las ventajas de no tener que parar a recargar el vehículo. Además, los conductores que no dispongan de plaza de aparcamiento en los domicilios se verán beneficiados por esta tecnología.

Los clientes de EVOGO pueden alquilar este servicio mensual por 399 RMB al mes (unos 58 euros), un precio que se ajustará en función del consumo de energía de los usuarios.

Advertisement

Para cada servicio de cambio de batería en la estación de intercambio, el cargo es casi el mismo que el del servicio de carga rápida y está sujeto a ajustes dinámicos según las diferentes ubicaciones de las estaciones y franjas horarias.

Ventajas del intercambio de baterías

El intercambio de baterías sigue siendo una opción menos utilizada que la carga y se usa de forma frecuente para vehículos de flota. De las 1.298 estaciones de este tipo de China a finales de 2021, 789 fueron operadas por NIO, el único fabricante de vehículos eléctricos que ofrece opciones de intercambio y alquiler de baterías a compradores minoristas. CATL planea ofrecer primero sus servicios de intercambio de baterías a taxis y flotas de transporte.

Con un tiempo estimado de intercambio en torno a los 3 minutos, esta tecnología se compara favorablemente con la hora larga que se necesita para recargar una batería en la mayoría de las estaciones de servicio. Pero factores como la ausencia de estándares (agudizados por la gran atomización del mercado), el elevado coste inicial de poner las estaciones en marcha, así como las cuestiones relacionadas con la propiedad de las baterías, han frenado hasta el momento su desarrollo o incluso lo han condenado al fracaso en los países que apostaron por ellas.

Las baterías intercambiables podrían aportar una serie de ventajas como la reducción del coste de compra inicial de los vehículos eléctricos, con opciones de alquiler de baterías, y acortar los tiempos de repostaje de energía a unos minutos. La rápida expansión de las estaciones de intercambio de CATL, cada una de las cuales contiene 48 baterías con una capacidad de 26,5 kWh, podría aumentar la demanda de baterías.

Fuente: PRNewswire.

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here