xcharge

Los primeros cargadores con almacenamiento de energía Net Zero Series (NZS) de XCHARGE llegarán a Europa a principios de 2023. Los diferentes cargadores se enviarán posteriormente a clientes repartidos por toda Europa, y todo esto en un plazo de tan solo 6 meses desde de su lanzamiento oficial. Este nuevo producto integra cargadores de vehículos eléctricos con soluciones de almacenamiento de energía, con lo que se pretende ahorrar en costes de instalación, mejorar la estabilidad de la red y proporcionar un suministro de carga eléctrica continuo en caso de inestabilidad de la red.

El cargador Net Zero Series cuenta con una batería de 233 kWh de capacidad (ampliable a 466 kWh en el futuro), dispone de una potencia de hasta 210 kW para cargar en paralelo hasta dos vehículos en menos de 30 minutos, el NZS ofrece un innovador sistema de gestión inteligente de la energía para impulsar la fiabilidad y la resiliencia energética en Europa.

Potenciar el almacenamiento de energía

Este nuevo cargador destaca por la capacidad de su batería, siendo el almacenamiento de energía un tema crítico actualmente en Europa. Ante el aumento de los precios de la energía, la Comisión Europea ha dictado una serie de medidas para estabilizar el suministro de energía y centrarse en la digitalización del sistema energético y en la promoción de la gestión inteligente de la energía.

Con el objetivo de satisfacer la creciente demanda de electricidad, sin tener que sobrecargar la red, XCHARGE ofrece soluciones para abordar este problema concreto mediante el despliegue de NZS en toda Europa. El cargador permite a los operadores de puntos de carga (CPO) gestionar en qué periodos interesa alimentar la batería, y, de esta manera, estar preparados frente al alto consumo y la saturación de la red. Por otro lado, durante las horas punta, los vehículos pueden cargarse utilizando únicamente el almacenamiento de la batería en lugar de potencia proveniente de la red o pueden cargarse a partir de una combinación de la batería y la red.

Del mismo modo, el modo de reserva de energía de NZS mitiga fácilmente los riesgos de apagones o de intermitencia del suministro eléctrico al permitir reservar cierta cantidad de energía para evitar emergencias.

Carga rápida, como siempre

Aunque proporcionar equilibrio entre la alta potencia de carga y un sistema de almacenamiento de energía robusto es el objetivo de NZS, al igual que en los demás cargadores de carga rápida y ultrarrápida de XCHARGE, la velocidad de carga, la modularidad y la experiencia del usuario final siguen siendo el foco del diseño.

Los vehículos eléctricos son, en la actualidad, cada vez más capaces de cargar a niveles más altos de potencia por lo que requieren que el cargador proporcione una mayor potencia de salida con el objetivo final de reducir los tiempos de carga al mínimo posible. El NZS es capaz de cargar un solo vehículo conectado a 210 kWlo que se traduce en cargar un vehículo desde el 10 % hasta el 80 % del SOC en unos 20 minutos. Además, permite la carga simultánea con dos vehículos conectados.

Fácil instalación y mantenimiento

Una de las mayores preocupaciones de los CPOs es la enorme cantidad de tiempo que transcurre desde la presentación de la solicitud de conexión a la red y ampliación de potencia, hasta el momento en que la estación de recarga está en funcionamiento y operativa, la duración puede variar entre 6 meses y 3 años dependiendo de los diferentes países. Al instalar el NZS, se simplifica y agiliza mucho la conexión a la red gracias, en primer lugar, a que el equipo puede trabajar a potencias de red de sólo 30 o 60 kW, y, en segundo lugar, a la facilidad de instalación de este mediante la conexión directa al enchufe industrial estándar disponible en la parte trasera del cargador, eliminando así la necesidad de realizar obras de ingeniería civil, la mayoría de los CPO ya no se verán afectados por este proceso tan largo y costoso.

El despliegue de XCHARGE NZS en Europa aporta soluciones potentes al sector de los vehículos eléctricos y ayuda en su misión de alcanzar los objetivos de reducción de emisiones. El NZS ayudará a reconfigurar el futuro de la carga de los vehículos eléctricos al ofrecer una forma de cargarlos más sostenible, flexible, fiable, rápida y continua.

Te puede interesar

1 COMENTARIO

  1. Aqui veo yo un problema, no nimio.

    Imaginemos que planificas tu viaje, calculas que este cargador trabaja a 210kw, y cuando llegas se ha gastado la bateria en otros usos, y a ti te toca cargar a 50kw.

    O avisan esas situaciones de manera correcta, o estas jodido, y bien jodido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí