BMW i8

BMW i8

El BMW i8 ni está, ni estará entre los coches eléctricos más vendidos. No lo pretende. Entre enero y marzo de 2019 se matricularon tan solo dos unidades. Pero como hemos dicho este superdeportivo híbrido enchufable no ha sido concebido para liderar los rankings de ventas.

La marca bávara lo presentó como «el coche más innovador que jamás hayamos creado». Lo es empezando por el diseño. De corte innovador y futurista sus líneas dejan claras su espíritu deportivo, empezando por las puertas de tijera, pasando por sus amplios pasos de rueda y sin olvidar lo ajustado de su altura al suelo.

Las prestaciones son acordes a lo que se espera de su diseño. El BMW i8 solo necesita 4,4 segundos para llegar a 100 km/h desde parado y aunque su autonomía en modo eléctrico no supera los 55 km (en las mejore condiciones) su consumo oficial no es elevado: 1,9 litros a los 100 km.

Construido con materiales ligeros

La carrocería del BMW i8 está fabricada en aluminio y fibra de carbono y está reforzada con materiales plásticos (la jaula de seguridad también es de aluminio). La elección de los materiales responden al deseo de BMW de aligerar lo máximo posible el peso del conjunto. En este sentido cabe destacar que el salpicadero es de magnesio.

En el interior del BMW i8 pueden viajar cuatro pasajeros en configuración 2+2, aunque puestos en carretera es más un biplaza pues los dos asientos traseros son más bien dos plazas de emergencia no aptas ni para viajes largos, ni para pasajeros altos o voluminosos.

Tecnología BMW eDrive

El BMW i8 utiliza un paquete de baterías de alto voltaje de  iones de litio de 11,6 kWh. La potencia máxima del motor eléctrico es de 105 kW (143 CV).

Solo con la mecánica eléctrica el BMW i8 alcanza una velocidad máxima de 105 km/h, que se amplía hasta 120 km/h con el botón eDrive pulsado.

El segundo motor es un gasolina de tres cilindros de 231 CV (170 kW), que consigue un consumo de carburante de entre 2,1 y 1,9 l/100 km y unas emisiones de 46 y 42 g/km (los valores más altos son para la versión descapotable).

BMW i8 Roadster

El BMW i8 Roadster se presentó en el Salón del Autómovil de Los Ángeles de 2017 y salió a la venta en mayo de 2018.

Se trata de un biplaza deportivo con tecnología híbrida enchufable que pesa unos 60 kilos menos que la versión coupé. El techo eléctrico se abre  y se cierra con solo pulsar un botón y en menos de 15 segundos. Solo funciona cuando el coche circula a velocidades inferiores a 50 km/h.

Para ahorrar espacio, la capota se guarda en posición perpendicular; de esta forma, además, resta menos espacio al maletero.

A diferencia del BMW i8 Coupé, la versión descapotable está equipada con llantas de aleación ligera de 20 pulgadas y radios dobles.

Equipamientos

BMW i8 Roadster y BMW i8 Coupé comparten equipamiento de serie. En la lista destacan elementos como el sistema de navegación Professional, el BMW Display Key, el Driving Assistant con Surround View y un cable de carga modo 2.

Como opciones se puede elegir el sistema BMW Head-Up Display con contenido específico del modelo, la Luz láser BMW antideslumbramiento con BMW Selective Beam y el aviso acústico de peatones.

Precios

  • BMW i8 Coupé: desde 146.800 euros
  • BMW i8 Roadster: desde 161.950 euros
Desde 146 800€
Tecnología Híbrido enchufable
Marca BMW
Autonomia Extendida 440 km
Autonomía 55 km
Capacidad Batería 11,6 kWh
Consumo normalizado kWh/100km 1,9 l/100 km
Cilindrada cc. 1.499cc
Potencia máxima kW/CV 275 / 374
Emisiones CO2 42 g/kmco2
Velocidad máxima 250 Km/h
Categoría Deportivo
Plazas 4
Anchura 1.791 mms
Longitud 4.006 mms
Peso 1.535 kilos
Volumen maletero 385 l.