AUDI Q8 TFSIe QUATTRO

La versión híbrida enchufable completa la gama del gran SUV coupé de Audi. Es, además, el séptimo modelo que combina un motor de combustión con otro eléctrico enchufable dentro de la gama de los aros; un segmento en el que Audi lleva inmerso desde mediados de 2019.

El Audi Q8 es el modelo tope de la gama SUV de Audi. Cuenta con un atractivo diseño de aire coupé, en el que destacan la parrilla octogonal, los estrechos faros LED, las ventanillas sin marco o las llantas de hasta 22 pulgadas.

En el interior, apuesta por el minimalismo, con  un salpicadero de líneas horizontales y casi sin botones o mandos físicos para dejar todo el protagonismo en una interfaz de triple pantalla: el Audi Virtual Cockpit con una pantalla LCD de 12,3″; a su derecha nos encontramos una pantalla táctil encargada del infoentretenimiento con 10,1″; y por último, con una tercera pantallá táctil de 8,6″ y respuesta háptica que sirve como mando de control para funciones como el climatizador o la configuración de diferentes sistemas del vehículo.

Mecánica

Como buen híbrido enchufable, el Audi Q8 TFSIe combina potencia y eficiencia. Llega al mercado con dos opciones mecánicas:

  • Audi Q8 55  TFSIe quattro, con 280 kW (381 CV). La autonomía en modo eléctrico es de 47 km
  • Audi Q8 60 TFSIe quattro, que eleva la potencia a 340 kW (462 CV). Es esta la variante más potente, pero reduce la autonomía en dos kilómetros con respecto a la anterior. Por contra, consigue unas prestaciones más que buenas: de 0 a 100 km7h en 5,4 segundos; velocidad máxima, cuando ambos motores trabajan a la par, de 240 km/h (limitada electrónicamente)

En ambos casos, el motor de combustión es un 3.0 TFSI con una potencia de 250 kW (340 CV) y 450 Nm de par. De la parte eléctrica se ocupa un motor síncrono de excitación permanente (PSM) integrado en la carcasa de la transmisión tiptronic de ocho velocidades, con una potencia máxima de 100 kW (136 CV). La velocidad máxima circulando en modo cero emisiones también es la misma para las dos versiones: 135 km/h.

La batería de iones de litio está instalada bajo el piso del maletero. Contiene 104 celdas prismáticas que están divididas en 13 módulos. Cada una de estas células con una carcasa exterior flexible proporciona 48 Ah. La capacidad total de la batería es de 17,8 kWh. El tiempo de carga total es de dos horas y media.

Unidos el motor eléctrico y el de combustión transmiten toda la potencia a la transmisión tiptronic de ocho velicidad.

La tracción es total. En condiciones normales, distribuye el 40 por ciento del par al eje delantero y el 60 por ciento al trasero; cuando es necesario, transfiere la mayor parte de la potencia al eje que tenga una mejor tracción. Hasta el 85 por ciento puede distribuirse al eje delantero y hasta el 70 por ciento al eje trasero.

Modos de conducción

Por defecto, el Audi Q8 TFSIe arranca en modo eléctrico (EV). A baja velocidad, un altavoz instalado en la rueda delantera emite una señal acústica, en cumplimiento de la norma europea que impone los sistemas AVAS. El modo EV se desactiva cuando el conductor presiona con fuerza el pedal del acelerador, pero se puede mantener presionando un botón de la consola.

El modo de funcionamiento principal es el Hybrid. Este ofrece, a su vez, tres modos de funcionamiento: Auto, Hold y Charge.

En el modo Auto el sistema híbrido selecciona automáticamente el tipo de propulsión óptimo: completamente eléctrico a bajas velocidades, recurriendo al motor TFSI para velocidades más altas, y la mayor parte del tiempo con una combinación de ambos. La información del entorno proporcionada por el MMI se tiene en cuenta incluso cuando la navegación está desactivada.

Mientras que en el modo Hold se busca mantener el estado de carga de la batería en su nivel, con mínimas fluctuaciones; y en el modo Charge el objetivo es cargar la batería lo máximo posible mientras se conduce.

Y perfiles de conducción

El Audi Q8 TFSIe quattro también incorpora el sistema Audi drive select de serie. Este permite elegir entre hasta siete perfiles de conducción: confort, eficiencia, automático, dinámico, individual, offroad y allroad (con la suspensión neumática adaptativa, de serie en la versión tope de gama y en las ediciones S line y Black line).

El Audi drive select interviene sobre el funcionamiento del motor TFSI, la transmisión tiptronic, la suspensión neumática (opcional en el Q8 55 TFSIe quattro básico) y la dirección asistida. Dependiendo de los distintos parámetros, se puede modificar también el funcionamiento de los sistemas que intervienen en el chasis. Por ejemplo, si se activa el perfil dinámico y el modo “S” de la transmisión, el motor eléctrico proporciona un potente impulso cuando el conductor acelera.

Precios

  • Audi Q8 55 TFSIe: desde 86.000 euros
  • Audi Q8 60 TFSIe: desde 96.700 euros, con paquete S line
86 000€
Tecnología Híbrido enchufable
Marca Audi
Autonomía 45/47 km
Capacidad Batería 17,8 kWh
Tiempo de recarga a 3,7 kW 2 horas y 30 minutos
Potencia máxima kW/CV 280 Kw / 381 CV y 340 kW (462 CV)
Emisiones CO2 63 g/kmco2
Velocidad máxima 135 km/h
Categoría 4x4 SUV
Plazas 5
Anchura 1,99 m
Longitud 4,98 m
Peso -
Volumen maletero 605 l