Toyota y la pila de combustible

0
327

Toyota lanzará al mercado en 2015 su primer vehículo de hidrógeno con más de 700 kilómetros de autonomía. Mostrará sus avances en el salón de Frankfurt y los detalles en el de Tokio.

El desarrollo de la pila de combustible tiene dos piernas sobre las que andar. Una son los vehículos. Su desarrollo está muy avanzado y Toyota anuncia un primer modelo comercial para 2015 sobre el que nos dará más pistas en el salón de Frankfurt.  Recordamos que Hyundai con su ix3 FCEV Honda con el  FCX Clarity ya tienen vehículos totalmente funcionales circulando. Aun les queda camino por andar y reducir sus precios de comercialización. La otra pierna, que es la infraestructura de recarga, es mucho más corta y está muy poco desarrollada. Además su implantación es mucho más cara y compleja que la infraestructura para recarga de eléctricos de baterías. 

FCV-R Concept 

La tecnología Hybrid Synergy Drive, que Toyota está desarrollando, utiliza el mismo sistema eléctrico de sus híbridos combinados. La batería, de 21 kWh, almacena la energía proporcionada por el hidrógeno de  sus tanques y que se convierte en electricidad a través de la pila de combustible. Además el sistema permite recuperar energía de las frenadas mediante el freno regenerativo y de las deceleraciones mediante el funcionamiento inverso del motor eléctrico. 

El FCV-R Concept es un sedán que tendrá las prestaciones de un vehículo de combustión convencional. Mide 4.747 mm de largo, 1.510 mm de alto y 1.790 mm de ancho con una autonomía de 700 kilómetros y permitiendo el arranque en frio a partir de -30 ºC. Su única emisión por el tubo de escape es agua. 

toyotahidrogeno-INT

Pila de combustible 

Toyota ha realizado un gran avance respecto a los prototipos anteriores, tanto en la pila de combustible como en los tanques de hidrógeno. 

El desarrollo de un nuevo convertidor de voltaje ha elevado la tensión del funcionamiento del sistema logrando reducir el tamaño del motor eléctrico y el número de celdas de la pila. Esta ha aumentado su eficiencia, disminuyendo su tamaño y peso (a la mitad) y alcanzando una densidad de potencia de 3,0 kW por litro, el doble que la de 2008 en el prototipo FCHV-adv. Esto revierte en la disminución del número de  tanques de hidrógeno que han pasado de cuatro a dos, y ha permitido utilizar materiales de construcción más económicos reduciendo los costes. 

Depósitos y pila están situados bajo el suelo del vehículo sin erosionar el espacio del habitáculo. Los detalles completos nos los mostrarán en el próximo salón de Tokio, en noviembre. Toyota espera que en 2020 su comercialización sea plena favorecida por el despliegue de las estaciones de repostaje que, sinceramente, aun no vemos. 

Precios 

El coste de pila y depósito se ha reducido en una décima parte respecto a 2008 y Toyota asegura poder reducir otro 50%. El precio del vehículo actualmente está alrededor de los 80.000€, pero en 2015, cuando salga al mercado, el desarrollo de la tecnología permitirá adquirirlo por un precio mucho más asequible que puede rondar los 40.000€.

Fuente: Toyota